El encuentro entre el presidente de la Nación y el gobernador bonaerense se llevó a cabo en la Casa Rosada.


El presidente Alberto Fernández recibió este martes al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en medio de la polémica entre el ministro de Seguridad provincial Sergio Berni y el Gobierno nacional. En el cónclave que se llevó a cabo en la Casa Rosada, el mandatario pidió ponerle fin a las polémicas por los entredichos sobre Seguridad y temas judiciales, con el objetivo de bajar los decibeles de las posturas confrontativas hacia el interior del oficialista Frente de Todos.

“Hoy repasamos con Axel Kicillof todos los temas pendientes que vinculan al Estado Nacional con la Provincia de Buenos Aires. El camino para avanzar en la solución de los problemas de los bonaerenses no es otro que el diálogo y el trabajo conjunto”, señaló el Presidente a través de un menaje publicado en Twitter.

Por su parte, Kicillof calificó de “muy productivo” al encuentro, en el que se analizó “la coordinación de la gestión” en materia económica y se habló “con total franqueza con respecto de lo que necesita la provincia”.

Alberto Fernández y Axel Kicillof. (crédito: presidencia)

“Tuvimos una reunión de trabajo y de coordinación en la que repasamos todos los temas de la provincia. La verdad, fue una reunión muy productiva. Charlamos sobre cada uno de los puntos vinculados a la gestión”, repasó el gobernador tras la reunión, de la que participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro.

El encuentro se produjo tras el nuevo contrapunto entre Fernández y Berni: el lunes, el Presidente salió a cuestionar la decisión del ministro bonaerense de enviarle una carta al Gobierno nacional para que retire a las fuerzas de seguridad federales de la provincia.

Sergio Berni (Foto: Sitio Oficial Ministerio de Seguridad de Buenos Aires)

Al salir de la Casa Rosada, Kicillof se dirigió a la Casa de Gobierno provincial en La Plata, donde se reunió con Sabina Fréderic, y con el jefe del área a nivel provincial, Sergio Berni y acordaron conformar una mesa para coordinar fuerzas federales en territorio bonaerense.

El Gobierno nacional está en contra de sacar a la Gendarmería del populoso conurbano bonaerense, porque no quiere una disparada en los indicadores de inseguridad en el arranque del mandato. Y además, la presencia de los agentes federales allí es un pedido de los intendentes peronistas de conurbano.

Kicillof dijo que con el presidente y los dos funcionarios nacionales tuvo una “reunión de trabajo” en la que se repasaron “todos los temas de la provincia”, por lo que el encuentro finalizó como “muy productivo”.

La carta de Sergio Berni a … by Crónica on Scribd

Sé que se habló mucho, pero no es lo que pasó”, dijo Kicillof al referirse a las diferencias entre Fréderic y Berni, funcionario que públicamente repite que él responde políticamente a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“La provincia es el distrito de más envergadura y uno de los más sensibles en el tema seguridad. Hablamos de cómo seguir trabajando en la coordinación. Necesitamos a las fuerzas federales, pero tenemos que hacerlo de la manera más coordinada posible”, dijo Kicillof a la prensa acreditada en la Casa Rosada.

El funcionario dijo que en las última semanas se hizo “lo que corresponde” en el marco de la coordinación, por lo que hubo “intercambio de notas y posiciones” respecto de las diferentes concepciones que tienen Fréderic y Berni. “Pero vamos a seguir trabajando”, afirmó el mandatario.

Presos políticos

Otro de los temas sensibles en las diferencias entre el cristinismo y el Poder Ejecutivo fue el de los presos políticos. Kicillof había cruzado con dureza a Cafiero, quien había sostenido que en el país no había personas detenidas con las características de “presos políticos”.

Este lunes, Fernández salió a intentar ponerle fin a la disputa conceptual y hoy lo aclaró personalmente con Kicillof en su despacho.

Al salir de la Rosada, el gobernador sostuvo: “Hay un tema que tiene que resolver la Justicia”.




Comentarios