El Millonario mantiene el título obtenido en Madrid, pero deberá cumplir una sanción.


Casi catorce meses después de que River ganara la Copa Libertadores 2018 frente a Boca en Madrid, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) emitió una resolución en referencia al reclamo iniciado por el Xeneize, que pedía la descalificación del club de Núñez por los incidentes ocurridos en el Monumental antes de la revancha.

De esta manera, se mantiene el resultado deportivo, es decir, el 3-1 en favor del equipo de Marcelo Gallardo, que fue ratificado como válido campeón.

Por otro lado, según publicó Olé, el TAS sancionó con dos partidos a puertas cerradas a River. Esas dos fechas deberá cumplirlas en la Copa de este año, cuando le toque jugar como local: primero, el 11 de marzo contra Binacional de Perú, y luego ante San Pablo, el 22 de abril.

El organismo no aplicó sanciones económicas, más allá de los costos para cubrir el procedimiento arbitral, a pagar en partes iguales entre los clubes en litigio y la Conmebol.




Comentarios