La novela diaria producida por Pol-ka generó ansiedad por su desenlace con posibilidad de una segunda temporada.


“Argentina, tierra de amor y venganza” llegó a su fin y generó todo tipo de sorpresas y especulaciones. La historia contada a lo largo de 205 capítulos finalizó con casamientos, muertes e historias inconclusas.

La historia de amor que más enamoró sobre todo al público joven fue la de Lucía (Delfina Chaves) y Bruno (Albert Baró) que finalmente triunfó y coronó el fin de la novela con un casamiento entre amigos y familia.

Lucía y Bruno finalmente sellaron su amor en la iglesia.

Otro de los grandes romances que nació desde el principio de la tira fue el de Aldo (Gonzalo Heredia) y Raquel (La China Suárez), que después de tanto luchar para poder estar juntos y vivir su historia de amor, también culminó con un casamiento judío, respetando la religión de la polaca. 

Raquel y Aldo se casaron en una ceremonia judía.

La pareja de hermanos más temible de esta historia, que mantenían una relación algo incestuosa, Torcuato (Benjamín Vicuña) y Alicia (Mercedes Funes), se sacaron la vida luego de ser detenidos por la policía con un veneno que compartieron con un apasionado beso.

Alicia y Torcuato Ferreyra se suicidaron para evitar ir a la cárcel.

Hubo un desenlace inesperado para el más malo de esta tira: Samuel Trauman (Fernán Mirás) fue capturado por la policía y terminó preso.

Samuel Trauman fue atrapado por la policía y terminó preso.

Además, hubo otras parejas concretadas que generaron felicidad en los fanáticos: Lidia (Minerva Casero) y Gallo (Matías Mayer) finalmente decidieron estar juntos. Lo mismo pasó con Ana (Candela Vetrano) y Córdoba (Diego Domínguez) que eligieron volver a comenzar con su romance luego de varias peleas.

Lo inesperado se dio en los últimos minutos del programa, cuando muchos televidentes creían que ya había finalizado el capítulo: aparecieron unas últimas imágenes que databan de 1960, que mostraban a un envejecido Samuel Trauman trabajando en un bar y a Raquel, con un cambio total de look, encontrándose de lejos con el proxeneta.

Además, apareció el personaje de un joven que si bien no se develó el nombre y no hay información oficial sobre quién es, se cree que puede ser un hijo de Torcuato Ferreyra o bien, Pedro, el hijo de Lucía y Bruno. Este joven se encontró en un auto hablando con Alicia, que finalmente no murió.

Al final de las imágenes, apareció el tan ansiado “continuará”, que dejó grandes expectativas en el público. ¿Habrá segunda temporada con nuevos personajes?

El último capítulo de ATAV dejó final abierto.

El último capítulo de ATAV dejó final abierto.




Comentarios