Parece que el escándalo de la familia Caniggia no termina más. En las últimas horas, a pedido de Claudio Paul, dos de sus hijos, Charlotte y Alexander se vieron obligados a desalojar el departamento en el que residían en el hotel Faena de Puerto Madero.

Luego de pasar unos días en Tulúm, México, junto a su novia Sofía Bonelli y a sus seres queridos, donde se habrían casado y anunciado un embarazo, el exfutbolista y la modelo regresaron a la Argentina, y las primeras medidas que tomaron fueron en contra de la familia de él.

Cansado de las constantes peleas que tenía con sus hijos, el "Pájaro" decidió echarlos del departamento que compartían. "Caniggia les pidió a sus hijos que abandonen el Faena. Alex se fue a lo de su suegra y Charlotte a lo del novio", contó Ángel de Brito.

Cabe recordar que tras la separación de Claudio Paul y Mariana Nannis, Charlotte y Alexander tomaron partido por su mamá. Sobre todo tras la denuncia por violencia de género. Ante esto, en octubre el exdeportista aseguró: Ellos serán siempre mis hijos igualmente y nunca diré nada en contra de ellos, pero obviamente no es una situación linda, es desagradable. Supongo que me conocen un poco y cada uno sabrá, o el futuro lo dirá. El que no tiene la opinión que yo esperaría, no hablará ahora pero espero que en algún momento se dé cuenta. No voy a decir nada si alguno de mis chicos esté en contra o si dicen algo que me duele. Yo los voy a querer siempre, después veremos si recapacitan. Ellos saben quién soy yo".

Al parecer el viaje le cambió un poco la perspectiva y Caniggia decidió obligar a independizarse a sus dos mellizos de 26 años.