El mandatario volvió a pedir que "se ponga fin a la violencia y a los saqueos" que aún persisten tras las protestas.


El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció que entregará un bono de 100.000 pesos chilenos (7.464 argentinos) a 1,3 millones de familias, un “alivio” con el que el Gobierno aspira a suavizar el descontento social subyacente a la última ola de manifestaciones.

“Hoy vamos a enviar un proyecto de ley al Congreso que permite otorgar un bono, que en promedio va a ser de 100.000 pesos por familia”, dijo Piñera, que estima llegar con estas ayudas a “cerca de seis millones de chilenos”.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera (DPA)

Sé que los bonos no resuelven todos los problemas, pero también sé que significa un importante alivio, una ayuda, en un momento en que tantas familias chilenas lo necesitan”, agregó. 

Además, el presidente confía “sobre todo” en “poner en marcha” la economía chilena, de tal forma que “la gente se sienta más tranquila, más segura”. Dijo que considera “importante” que “de una vez por todas” se ponga fin a la violencia y a los saqueos que aún persisten tras las protestas.

Grupos de manifestantes se enfrenta a la policía antidisturbios este lunes, durante una protesta contra el gobierno del presidente Piñera, en Santiago (Chile). EFE

“El Gobierno ha hecho todos los máximos esfuerzos para escuchar y atender las necesidades de la gente”, al igual que las fuerzas de seguridad hacen todo lo posible “para asegurar el orden público, la tranquilidad ciudadana, la paz social” y la Fiscalía y los jueces para depurar responsabilidades, aseguró.

Piñera declaró el estado de emergencia en respuesta a las masivas protestas que estallaron el 17 de octubre contra la cuarta subida del precio del metro en pocos meses. Los manifestantes rápidamente asumieron otras reivindicaciones sociales, denunciando la desigualdad y reclamando una reforma constitucional que finalmente sí tendrá lugar.




Comentarios