El avión realizó una escala en Paraguay que fue autorizado por el pedido de Alberto Fernández.


El expresidente boliviano Evo Morales llegó este martes al aeropuerto de la Ciudad de México después de aceptar la oferta de asilo político que le hizo tras su renuncia el mandatario mexicano, Andrés López Obrador.

REUTERS

Morales llegó en un avión de la Fuerza Aérea de México que lo trasladó desde Bolivia, en un periplo lleno de cambios de último momento por parte de varios gobiernos que afectaron el plan de vuelo previsto inicialmente.

“Entendemos que pudo convertirse en una tragedia”, aseguró el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, durante una conferencia de prensa en la que dio detalles sobre la travesía que debió emprender el desplazado presidente boliviano para salir del país.

En la conferencia matutina brindada en el Palacio Nacional, el canciller Ebrard explicó que cuando Morales, quien renunció el domingo a la presidencia de Bolivia presionado por policías y militares, aceptó la oferta de asilo de México, se envió un avión de la Fuerza Aérea mexicana al país sudamericano para “pasar literalmente” por él.

En la ida, Perú otorgó la autorización de vuelo y el avión bajó a recargar combustible y a lograr que las autoridades de Bolivia aceptaran que el avión mexicano entrara en su país.

Según el relato del canciller, hicieron un primer intento de vuelo a Bolivia pero les dijeron que el permiso obtenido “ya no era válido”.

Tras esperar en Lima varias horas, se logró que el comando de la Fuerza Aérea Boliviana, explicó, les otorgara el permiso válido.

Una vez aterrizado en Bolivia, donde recogieron a Morales, “el gobierno de Perú dio marcha atrás por razones políticas”, indicó el funcionario, que precisó que a partir de ahí elaboraron “un plan B”.

“Fue muy difícil y muy tenso porque en el aeropuerto donde estaba Evo ya había seguidores y simpatizantes de él alrededor del aeropuerto. Y dentro, (estaban) las Fuerzas Armadas de Bolivia”, dijo el titular de la SRE, en el que calificó como un momento de gran “tensión”.

En esa instancia, “las autoridades mexicanas hablaron con Paraguay “para que se autorice parada técnica” en ese país, en una gestión que, según el diplomático, “nos ayudó mucho el presidente electo argentino, Alberto Fernández, que habló con el presidente de Paraguay”.

El subsecretario de Relaciones con América Latina del Gobierno de México, Maximiliano Reyes Zúñiga, explicó que el traslado de Morales a ese país fue “coordinado” desde Buenos Aires junto con el presidente electo argentino.

Reyes Zúñiga, que ayer estaba en Buenos Aires tras participar el fin de semana de la reunión del Grupo de Puebla, contó sobre la participación de Fernández en el traslado: “Coordinamos de manera conjunta las solicitudes diplomáticas que se tenían que hacer”.

Destacó además que es un puntapié inicial para la relación bilateral entre el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y Fernández: “Es la primera que nos toca juntos y creo que la hemos hecho bárbara, como dicen ustedes”.

Evo Morales había confirmado a través de su cuenta de Twitter que viaja a México para recibir asilo político.

El expresidente boliviano redactó una serie de tuits en los que explicó que su vida está en riesgo.”Después de saquear y tratar de incendiar mi casa en Villa Victoria, grupos vandálicos de los golpistas Mesa y Camacho atracaron mi domicilio en el Barrio Magisterio de Cochabamba. Agradezco mucho a mis vecinos que frenaron esos allanamientos. El golpe de Estado destruye la paz”, aseguró.

(Twitter: @evoespueblo)

Luego compartió una foto para mostrar cómo pasó su primera noche tras dejar el poder.

Así fue mi primera noche después de dejar la presidencia forzado por el golpe de Mesa y Camacho con ayuda de la Policía. Así recordé tiempos de dirigente. Muy agradecido con mis hermanos de las federaciones del Trópico de Cochabamba por brindarnos seguridad y cuidado”, expresó.

(Twitter: @evoespueblo)

“Para un presidente indígena que representa al pueblo humilde, la Policía se amotina y da golpe mientras las FFAA piden su renuncia. Para políticos neoliberales que ostentan poder económico, Policía y FFAA reprimen al pueblo que defiende la democracia con justicia, paz e igualdad”, sostuvo en otro tuit.

(Twitter: @evoespueblo)

Por último, ratificó su viaje a México.”Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida. Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía”, escribió.

(Twitter: @evoespueblo)

Horas antes, el canciller mexicano Ebrard informó que su país accedió a conceder asilo al exmandatario.

Según Ebrard, recibió una llamada de Morales en la que éste solicitó “verbal y formalmente asilo político” y que se le concedió porque “su vida y su integridad corren riesgo“.

Minutos después de la confirmación del ex mandatario de Bolivia, el canciller mexicano señaló en Twitter: “Evo Morales ya está en el avión del Gobierno de México enviado para asegurar su traslado seguro a nuestro país“.

(Twitter: @m_ebrard)

Evo Morales viaja a México para recibir asilo político: “Pronto volveré con más fuerza y energía”




Comentarios