El hijo del reconocido conductor se defendió de la acusación que pesa en su contra, expedida por la hermanastra de su pareja.


Luego de haber sido denunciado por abuso sexual simple por la hermanastra de su pareja, Felipe Pettinato dialogó con “Confrontadas” acerca de su versión de los hechos, la repercusión que tomó y la posición que tiene en dicha causa su familia.

“Me rio para no llorar, por las víctimas que sufren eso realmente”, comenzó manifestando, a lo que añadió: “Soy un blanco fácil porque el apellido Pettinato lo han manchado ciertas personas, no en la justicia, y el apellido Jackson lo han manchado, aunque salió inocente de todos los cargos”.

Tras explicar que no ha ido a declarar, aunque se prestó voluntarioso si la Justicia lo precisa, detalló que había hablado con la madre de la presunta víctima: “Mirándola, helado y en shock, le dije ‘si yo hice eso, te pido mil disculpas de corazón. No me consta’. Eso fue todo. Y me dio un abrazo fuerte y me pidió que no se rompa la relación”. “Yo lo único que les puedo garantizar y jurar porque se muera mi hija, Juana Michela, es que yo soy inocente“, agregó de manera contundente.

En cuanto a la posición de su familia política, lanzó: “Toda la familia me defiende, menos la gente que quedó afectada. Honestamente no sé nada. Sé que soy inocente y que las cosas se pagan. Esta mujer en cámara Gesell no sé qué va a decir, pero que Dios la proteja y la haga salir adelante sin resentimientos, sin odio”.

Finalmente, apoyando su defensa, develó: “Once años viviendo con esa gente y a partir de esa noche que me hablaron de esa forma, no las vi nunca más. Estamos hablando que yo compartí la cama con las hermanas de Sofía. Una de ellas es modelo. Hemos compartido el mismo colchón”.




Comentarios