Los responsables de las instalaciones aseguraron que no hubo contaminación biológica.


La explosión y posterior incendio ocurridos en un centro de investigación de Rusia que estudia virus letales encendieron las alarmas en la zona, si bien los primeros reportes indican que no hubo contaminación biológica.

El incidente se registró en en el Centro Estatal de Investigación de Virología y Tecnología (Vektor, por sus siglas en ruso), en la localidad de Koltsovo, luego de que estallara un depósito de gas en el quinto piso durante trabajos de renovación en las instalaciones.

“No se realizaba trabajos con material biológico“, aclararon desde el centro de investigación y aseguraron que no hay riesgos para la población aledaña.

Según la agencia rusa Interfax, la instalación data de 1974, cuando se creó como un instituto para investigar vacunas y “defensas contra armas bacteriológicas y biológicas”.

El fuego se extendió por más de 30 metros cuadrados antes de poder ser extinguido por las trece dotaciones y 38 bomberos que concurrieron al lugar.

Vektor aloja una importante colección de virus, entre los que se cuenta el Ébola, viruela, gripe aviar, HIV y diferentes cepas de hepatitis, según Interfax.

No se trata del primer incidente ocurrido en el lugar. En mayo de 2004, un científico que trabajaba en el laboratorio murió luego de pincharse accidentalmente la mano y contagiarse Ébola.




Comentarios