El mediocampista italiano firmó el jueves su vínculo con Boca Juniors, aunque hubieron algunas modificaciones respecto a las versiones que circulaban.


El pase de Daniele De Rossi a Boca Juniors ya es una realidad. Tras 18 temporadas en la Roma, el mediocampista italiano llegó a la Argentina para cumplir uno de sus anhelos mas profundos (motivado además por su vínculo con el secretario técnico del club, Nicolás Burdisso): ponerse la camiseta ”Xeneize”.

El hombre que supo disputar los mundiales de Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 con la selección italiana, ganando el primero de ellos, había manifestado al poco tiempo de arribar a Ezeiza que deseaba jugar lo antes posible con su nuevo equipo. Esto lo llevó incluso a querer entrenar con sus nuevos compañeros en la misma jornada que tan solo debía acordar su vínculo.

En presencia del mencionado Burdisso y el secretario general Christian Gribaudo, el tano estampó su firma. Sin embargo, el contrato tuvo algunos cambios respecto a las versiones que sobre este circulaba.

La variación mas importante es, sin dudas, la desestimación de dos cláusulas de salida. Esto habilitaría que, además del año en que De Rossi será parte de la institución, podría acordar una prórroga a mediados de 2020 por otro semestre. Por lo tanto, el romano podría estar en las filas de Boca hasta 2021 (con 37 años).

Otro detalle que resalta es el monto que desembolsará Boca por tener durante esta temporada: un millón de dólares. Es notorio esta cifra relativamente baja, comparada a la que AS Roma destinaba (cuatro millones de euros). Esto toma aún mas resonancia teniendo en cuenta las tentadores ofertas de otros equipo de la Serie A e incluso la MLS de Estados Unidos. Evidentemente, el ”Mundo Boca” fue más que el dinero para él.




Comentarios