El empresario había negado que exista esa escucha, pero ayer fue difundida en un programa periodístico.


El juez federal Sebastián Casanello delegó en el fiscal Guillermo Marijuán la investigación del audio en el que Lázaro Báez afirmaría ser testaferro del expresidente Néstor Kirchner y que fue difundido este domingo en el programa de Jorge Lanata.

El juez Casanello, quien está a cargo de la causa por la llamada “ruta del dinero K”, aún no elevada a juicio oral, resolvió delegar en Marijuán, el fiscal del caso, las “averiguaciones” relativas a la noticia periodística sobre los dichos de Báez, para determinar si sirven como prueba en la causa de lavado contra la expresidenta.

.FOTO: DYN/CAPTURA DE TV.

Todo lo que tuve es de una sola persona que está arriba en el Cielo y me lo dio para que lo administre y no lo supe administrar quizás en la forma adecuada que él quiso que lo administrara”, se escucha decir a Báez, quien habla desde la cárcel con una mujer no identificada, según el audio difundido en “Periodismo Para Todos” (El Trece).

La transcripción de esa escucha había sido dada a conocer en los medios una semana ante. Sin embargo, Báez había negado la existencia de ese audio en declaraciones a C5N. “Esa conversación que se filtró no existe”, afirmó el empresario.

La conversación fue grabada por orden del juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, quien dispuso intervenir el teléfono público del penal de Ezeiza -donde está preso Báez-, en el marco de una causa en la que se sigue a otro detenido, Mario Segovia, conocido como “el rey de la efedrina”.

Sin embargo, la defensa de Báez afirma que esa escucha es ilegal y que debió ser destruida por no ser objeto de la investigación para la cual se hizo.

Lázaro Báez en el juicio por la causa Vialidad. (Web)

La parte central de la causa por lavado de activos en la que están procesados Báez y sus cuatro hijos ya es sometida a juicio oral, pero Casanello aún conserva el resto de la investigación vinculado a otros sospechosos, entre ellos la expresidenta, a quien se le dictó la falta de mérito. Es decir, que se consideró que no hay pruebas suficientes para procesarla ni para sobreseerla, y sigue bajo investigación.

Marijuán y la UIF sostienen que en caso de comprobarse la existencia de esa escucha y se determine su legalidad, sería una prueba más para demostrar que Báez era testaferro de la familia Kirchner.

Báez fue detenido el 5 de abril de 2016 por orden del juez Casanello, ante la sospecha de que podía huir para eludir a la Justicia. Y actualmente está siendo juzgado en la causa “Vialidad”, en la que se investiga el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios