La candidata a vicepresidenta en la fórmula con Alberto Fernández se expresó vía Twitter en la previa a su llegada a Comodoro Py.


La senadora Cristina Kirchner afirmó este martes en Twitter que el juicio oral que se iniciará este mediodía en su contra es un “nuevo acto de persecución con un único objetivo: colocar a una expresidenta opositora a este Gobierno en el banquillo de los acusados en plena campaña presidencial”.

La exmandataria llega al juicio procesada como jefa de una presunta asociación ilícita que habría direccionado contratos de obra pública en Santa Cruz, entre 2004 y 2015, por $ 46 mil millones a favor del empresario Lázaro Báez, otro de los que serán juzgados.

“En unas horas comenzará en Comodoro Py un juicio oral al que jamás debí haber sido citada“, indicó la exmandataria al iniciar una seguidilla de posteos en su cuenta de la red social del pajarito para referirse al proceso que comenzará a las 12, por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz.

En ese marco señaló: “Igualmente, una vez más y como siempre lo he hecho, volveré a ir. Si… pese a todo volveré a ir. No como otros, que desde Comodoro Py acusan y piden detenciones a mansalva y cuando los pescan infraganti no respetan las citaciones judiciales porque dicen que no tienen garantías”, sostuvo en alusión al fiscal Carlos Stornelli.

La precandidata a vicepresidenta dijo que “la citación de hoy se trata de una denuncia efectuada por el gobierno de Mauricio Macri sobre obras públicas viales llevadas a cabo enteramente en la provincia de Santa Cruz”.

“No se trata de una denuncia original sino de un refrito de denuncias desde el año 2008 armadas por diputados de la Coalición Cívica, en las cuales Comodoro Py se declaró incompetente en el año 2011 y la justicia de Santa Cruz las sobreseyó por inexistencia de delito”, puntualizó.

Y sumó: “Para que se entienda: se trata de licitaciones de obras públicas viales realizadas por un órgano provincial que depende del ministerio de economía y de la gobernación de la provincia”.

La expresidenta añadió: “Jamás tomé intervención alguna en los expedientes administrativos que se realizaron por cada una de estas obras. Entre la Presidencia de la Nación y las obras denunciadas existen doce instancias administrativas de carácter nacional y provincial”, explicó.

Visiblemente indignada, remarcó también que “las “pruebas” por las que fue acusada “son las leyes nacionales de presupuesto aprobadas por ambas cámaras del Congreso de la Nación, los DNU de ajustes presupuestarios de toda la Administración Pública Nacional y las Decisiones Administrativas dictadas por los Jefes de Gabinete”.

Como frutilla del postre, también utilizan la “declaración” del “arrepentido” coucheado (Leonardo) Fariña, quien se encuentra sujeto a una investigación criminal en el escandaloso caso D’Alessio por armado de causas truchas que se lleva adelante en el Juzgado Federal de Dolores”, agregó la ex presidenta.

Y concluyó con que “los juicios deben buscar la verdad. Pero aquí no parece que esto vaya a ocurrir. Mientras a mi defensa le impiden contar con las pruebas más elementales, se incorpora la declaración de la Dip. Oliveto -alias Pau- y un libro de Daniel Santoro, ambos imputados en la causa D’Alessio”.

Claramente no se trata de hacer justicia. Sólo armar una nueva cortina de humo que pretende distraer a los argentinos y las argentinas -cada vez con menos éxito- de la dramática situación que vive nuestro país y nuestro pueblo”, finalizó la ex presidenta.






Comentarios