El 31 de octubre la vida de Franco Avendaño estuvo en riesgo por la inseguridad: un grupo de delincuentes lo sorprendió cuando ingresaba a su casa en Viedma y le dispararon seis veces. Afortunadamente sobrevivió pero ahora debe afrontar una costosa recuperación y su colegio impulsa una rifa.

El joven de 20 años, fue interceptado por un grupo de delincuentes cuando intantaba guardar su moto: se la sacaron pero Avendaño se resistió y fue ahí cuando dispararon sin piedad, detalla NoticiasNet.

¿Qué secuelas el quedaron al joven que recibió seis tiros en Viedma?

Aunque el panorama era complicado, Avendaño se repuso pero ahora debe afrontar una larga y costosa recuperación ya que le quedaron varias secuelas: una bala le afectó el nervio cubital del brazo, otra el nervio ciático de la pierna, y los impactos que dieron en el abdomen fueron los que las secuela dejaron.

Estas balas hicieron que tenga que convivir con un drenaje y una bolsa de astomía ya que se dañaron el intestino delgado, el grueso, el colon y el recto. Ahora deberá afrontar un año de tratamientos, medicamentos que calmen los dolores y operaciones para reparar los órganos dañados.

Si bien el joven cuenta con Iapos, los gastos son muchos y su familia no está en condiciones de cubrirlos: su mamá dejó de trabajar para poder cuidarlo, mientras que su hermana, que aún va al colegio, trabaja al salir de estudiar para juntar unos pesos que ayuden a la familia.

¿Cómo participar de la rifa para ayudar al joven baleado en Viedma?

Ante esta situación se organizó una rifa que es impulsada por el colegio ESRN 8, donde va la niña y también fue Franco: el miércoles 22 de diciembre se va a sortear una canasta navideña. Para poder participar se venden números a $250.

Rifa para ayudar a un joven que fue baleado en Viedma.

Quienes estén interesados en colaborar y participar de la rifa pueden comunicarse al 2920-305340, elegir el número y pagarlo a través de Mercado Pago (0000003100083204796724).