Desde la Universidad del Comahue manifestaron que el acceso a la educación para los alumnos sordos estaría garantizado. 


Durante la mañana del lunes alumnos de la Universidad del Comahue en Bariloche realizaron una protesta en el hall del establecimiento reclamando por el pago a los docentes intérpretes de señas que ayudan a estudiantes sordos durante el cursado. 

El acto fue encabezado por los tres estudiantes que ingresaron este año para estudiar Educación Física y Enfermería. “Nos sentimos excluidos. Nosotros también tenemos derecho a estudiar, a trabajar y a poder hacerlo con ustedes“, sostuvieron según informa Diario Río Negro.

Los docentes comenzaron con los cursos de preingreso y aún no cobraron.

Junto a ellos estuvieron estudiantes, docentes, no docentes, la Murga del Tomate (de Crearte), referentes de la escuela especial 19 y el área de Deportes Adaptado del municipio con la consigna #SiEllosAbandonanTodosFracasamos.

En 2018 la Universidad contrató a cuatro docentes intérpretes para cubrir 90 horas y acompañar a los estudiantes. Esto comenzó en febrero para los cursos de preingreso pero hasta la fecha no cobraron y a modo de reclamo suspendieron sus actividades. 

“Hasta ahora, no teníamos estudiantes sordos. En total, hay 15 estudiantes en situación de discapacidad. Lo cierto es que si llegan a la universidad es porque aprobaron la secundaria. Y por lo tanto, la universidad debe garantizarles el ingreso. Lo que se hace, en estos casos, es una adecuación metodológica, no de contenido”, explicó Patricia Mendoza, integrante de la Comisión de Accesibilidad del Crub.

Este reclamo llegó a las autoridades y estas pidieron que se “queden tranquilos” pero hasta la fecha no tuvieron respuestas oficiales ni percibieron el pago por sus servicios. “Días atrás, dijeron que en vez de 90 horas se iban a garantizar 20 pero con esta cantidad, los estudiantes no van a poder cursar nada“, cuestionó Mendoza.





Comentarios