La municipalidad de Viedma elaboró un plan de contingencia en el marco del aumento de casos en el país de casos de coronavirus. El intendente Pedro Pesatti dio detalles sobre la medida.

Según profundizó el diario Río Negro, la decisión afectará a todos los funcionarios municipales de la capital rionegrina que no tengan factores de riesgo. El parque automotor será quién deba paliar los efectos sanitarios y sociales ocasionados por COVID-19.

Pedro Pesatti, intendente de Viedma (web).

Durante el encuentro que se llevó a cabo el pasado miércoles 25 de marzo, también se reflexionó respecto a los aportes estatales para resolver los problemas en la economía informal, la más golpeada con el aislamiento social.

Quien estará a cargo del plan de contingencia será el jefe de Gabinete y Gobierno, Marcos Castro, junto a Mario Sánchez, que estará a cargo de las políticas que estén vinculadas a la mitigación social en la capital de Río Negro.