Apareció ayer un ejemplar de ballena jorobada juvenil muerta en la zona costera rionegrina. Llegó al puerto de San Antonio Oeste sin vida. Según informaron autoridades, el animal fue hallado sin vida después del mediodía por una visitante del área natural protegida de Bahía de San Antonio.

Desde la Secretaría de Ambiente provincial advirtieron que existen riesgos sanitarios por la descomposición del cuerpo y solicitaron a los visitantes no acercarse a la zona donde permanece el cetáceo. Además, dispusieron en el lugar guardas ambientales para limitar el acceso a las personas y permitir que la naturaleza concrete su ciclo de descomposición.

Los bomberos voluntarios locales y guardias del lugar trabajaron en la zona para impedir que las personas se acerquen, manteniendo la salubridad y el período natural de putrefacción.