Luisana Lopilato se mudó a Canadá hace ya diez años, donde vive con su marido, el reconocido cantante Michael Bublé, y sus tres hijos Noah, Elías y Vida.

//Mirá también: Luisana Lopilato posó durante un baño de espuma y Michael Bublé se portó como un fan más

Luisana Lopilato y una sensual sesión de fotos en la bañera.Instagram @luisanalopilato

Y mientras continua su carrera como actriz y cumpliendo el rol de madre, no olvida mostrar su lado más sensual en Instagram, frente a sus 5.4 millones de seguidores.

En su publicación más reciente, la rubia aprovechó el calor que empieza a acercarse con el verano del hemisferio norte y posó sin corpiño.

Luisana LopilatoFoto: Instagram @/luisanalopilato

Acostada boca abajo, con una colaless negra y un look muy natural, sorprendió a todos al mostrar muchísima más piel de lo que suele acostumbrar.

Y el que no se quedó callado fue su marido Michael. “Bueno mi**da”, escribió en los comentarios, junto a una enorme cantidad de emojis “babeándose” y “fueguitos”.

Luisana Lopilato y Michael Bublé.Gentileza.

Incluso acudió a sus historias a repostear la imágen y escribió: “Bueno okey, ¿quizás una más bebé?”, pidiendo por otra foto, a lo que Luisana respondió: “Con vos quizás haré 10 más”.

Todo gracias a Romina Yan

En una aparición en el programa de Los Mammones, junto a Jay Mammon, Luisana reveló que fue gracias a Romina Yan que conoció a su actual marido.

Luisana Lopilato y Michael Bublé.Gentileza.

En el ciclo donde se encontraba de invitada Cris Morena, mamá de Romina, contó: “Si no hubiera sido por Romina, yo no hubiera conocido a Mike y no hubiera tenido estos hijos hermosos que tengo hoy. No sé si lo sabés, pero yo estaba en la fila 7 en el Gran Rex y Romina estaba en la fila 6, me lo acuerdo como si fuera hoy”, comenzó relatando la situación que se dio en un recital de Bublé en Argentina.

//Mirá también: Luisana Lopilato contó que gracias a Romina Yan pudo conocer a Michael Bublé

“Ella todo el tiempo me decía: ‘parate, levantá la mano, que te vea, te está mirando’. Si no fuera por esa alegría y esas ganas que siempre tenía Romina, quizás Mike no me hubiera mirado y no hubiera estado casada”, agregó.