El mes de septiembre tiene un significado muy emotivo para Benjamín Vicuña y Pampita. Es que el pasado 8 de este mes se cumplieron nueve años de la trágica partida de su hija Blanca. La pequeña falleció en 2012, cuando tenía tan solo seis años.

//Mirá también:  Qué enfermedad tenía la hija de Pampita y Benjamín

El actor suele compartir imágenes y palabras en homenaje a su hija en cada aniversario, pero esta vez quiso retratar en tinta indeleble su recuerdo.

“Estuvimos trabajando sobre un diseño que representa un momento en su vida muy significativo e importante que tiene que ver con los afectos. Vemos referencias, propuestas y se prepara el diseño. Una vez aprobado el diseño, se tatúa en la piel”, expresó Matías Bustaman, el tatuador elegido por Vicuña a la revista Gente.

Benjamín Vicuña se tatuó en honor a su hija Blanca

¿Cuál fue el diseño elegido por Benjamín Vicuña? Se trató de un diseño floral, donde se detalla especialmente una rosa. Esta flor ha sido compartida por el actor varias veces en sus recuerdos sobre Blanca.

El homenaje de Vicuña para Blanca a 9 años de su partida

El pasado 8 de septiembre, el Benjamín compartió un emotivo mensaje para su hija mayor en las redes, quien de no haber partido de este mundo tendría 15 años.

//Mirá también: El emotivo mensaje de Benjamín Vicuña a nueve años de la muerte de su hija Blanca

“Se detuvo el tiempo en tu mirada. Una mariposa longeva desplegó sus alas y yo intenté leerla como un papiro, sin entender la letra. Desde ese día, te lleno de cartas mi niña, cartas que van al cielo como mariposas borrachas. Te cuento nuestros días e imagino los tuyos”, expresó.

El pasado 8 de septiembre se cumplieron nueve años de la muerte de Blanca Vicuña, la hija de Pampita y Benjamín

Luego siguió con su escrito: “Nueve años que te disfrazaste de estrella, la más linda de todas. Nueve años que brillas en nuestras miradas. Blanca mi niña libre, Blanca que habitas el silencio y bailas en medio de la risa de tus hermanos. Blanca que viajas en el tiempo. Sólo escribo para detener ese tiempo y volar entre las cartas. Escribo para ver si te quieres cambiar el disfraz por uno de estrella fugaz, para verte más cerca. Para saber que estas cartas llegan y si cuando tililas en la noche, es porque escuchas mis rezos”.

Para terminar con su carta, Vicuña aseguró: “Sigue brillando, mi niña, que la noche asoma nuestras almas a las ventanas y podemos rozar tu pelo como una caricia, como una bicicleta estelar con rueditas que viaja, como mariposas que confunden a los amantes, como señales que caen en forma de gotas sobre mi cara, lágrimas dulces, mi amor. Con toda mi fe en la profundidad de tu mirada y en el abrazo eterno que algún día nos daremos”.