En relación a los hechos ocurridos días atrás en la funeraria Ramón Oviedo, sobre la disposición final de los cuerpos de los vecinos y vecinas fallecidos durante la pandemia, el Secretario Legal y Técnico de la Municipalidad de Ushuaia, Dr. César Molina Holguín, explicó que desde la Municipalidad “se hará todo lo posible dentro de las posibilidades operativas, para poner a disposición todo lo que tiene el Municipio, para que en la brevedad las familias afectadas puedan cerrar una etapa tan dolorosa como la pérdida de un ser querido”, explicó.

Aclaró que “desde la ciudad estamos presentes con nuestros vecinos y vecinas porque aquí hay ante todo una cuestión humanitaria, aún sin perjuicio de entender que la cuestión resulta eminentemente sanitaria, de responsabilidad de la empresa. Y que ante la presencia de fallecidos por causa comprobada de Covid-19, es fiscalización sanitaria de la provincia quien tiene la responsabilidad”.

Asimismo, el Municipio informó al Juzgado de Instrucción N°2 que, actualmente, dentro del cementerio municipal de antiguos pobladores se podrían guardar nueve féretros con cadáveres; espacio que se pone a disposición por un plazo máximo de 30 días corridos, entendiendo que tanto la custodia, como el traslado y la identificación de los cuerpos corresponderán a la firma involucrada, en función de lo que fue ordenado por la propia justicia.

Se informó igualmente el acondicionamiento de un espacio dentro del cementerio municipal a fin de proceder al resguardo temporal de más féretros, en función de la capacidad de dicho espacio, ya que los lugares no cuentan con la refrigeración necesaria para el mantenimiento de cadáveres en morgue, ello en función de que las tareas de inhumación se realizan dentro de las 30 horas de producido el deceso de la persona, es decir, se realiza de manera inmediata. La Municipalidad tiene competencia y poder de policía respecto de los cuerpos que se deciden enterrar, no tomando intervención de manera directa respecto de aquellas sobre las que se decide la cremación.

La Municipalidad solicitó también que la firma Ramón Oviedo se haga cargo de las erogaciones que implican el reacondicionamiento del lugar y de las horas de trabajo de los empleados municipales que se desempeñan en el Cementerio Municipal, ya que dichas funciones exceden sus tareas, misiones y funciones.