Los dos hermanos de 14 y 24 años internados en el Hospital Regional Ushuaia evolucionan considerablemente.


Dos hermanos de 14 y 24 años permanecen internados en terapia intensiva como consecuencia del incendio registrado el pasado domungo en una cabaña de fin de semana ubicada 50 kilómetros al norte de la ciudad de Ushuaia, en Tierra del Fuego, donde otras cinco personas murieron calcinadas.

El Ministerio de Salud fueguino informó hoy que David Molinari, de 14 años, se encuentra “estable” aunque con “quemaduras en el 30% de su cuerpo”, mientras que Esteban Molinari, de 24 años, tiene menos superficie corporal afectada pero “compromiso de la vía aérea” y lesiones pulmonares por la inhalación de humo.

Los dos jóvenes se recuperan de las lesiones sufridas durante el incendio producido en la madrugada del domingo, cuando se prendió fuego una casa de madera situada en el kilómetro 7 de la Ruta Complementaria J, un camino provincial que une la ruta nacional 3, a la altura del Paso Garibaldi, con la costa del Canal Beagle.

La zona se caracteriza por asentamientos informales a la vera del camino, la mayoría cabañas de fin de semana sin servicios y con calefacción a leña.

Incendio cabaña Almanza

Según fuentes policiales, el lugar del siniestro pertenecía a una pareja de personas mayores, José Coliagüe y Mónica Echagüe -ambos fallecidos-, quienes habían permitido que uno de sus nietos organizara una fiesta de despedida para un compañero de estudio, Michael Rubén Díaz -también fallecido- quien se iba a cursar una carrera universitaria a Buenos Aires.

A la fiesta concurrieron unos 20 jóvenes de distintas edades, algunos de los que se alojaron en la casa y otros en una carpa en el exterior.

Aunque los motivos del incendio no fueron determinados todavía, las fuentes señalan como probable que se haya producido la explosión de la salamandra que servía como calefacción del lugar, tras ser alimentada por algún tipo de combustible líquido.

Las llamas se propagaron con tanta inmediatez que solo permitieron escapar a quienes se encontraban en el frente de la vivienda, mientras que quedaron atrapados los que dormían en dormitorios posteriores.

Además de Coliagüe, Echagüe y Díaz, murieron calcinados la joven Ayelen Ozuna, novia de Díaz, y su pequeño hijo de solo 11 meses de edad.

Por su parte, otras cinco personas (incluyendo a los hermanos Molinari) sufrieron heridas y tuvieron que ser trasladadas al Hospital Regional de Ushuaia, en tanto que cuatro más recibieron atención en el lugar pero no fue necesaria su internación.

La policía local informó hoy que la causa judicial donde se investiga lo sucedido está a cargo del juez de instrucción 1 de Ushuaia, Javier De Gamas Soler, con la participación del fiscal Fernando Ballester Bidau.




Comentarios