L-Gante reveló cómo fue el momento del allanamiento y su detención: “Estaba durmiendo con dos femeninas…”

El cantante de Cumbia 420 y referente del RKT habló sobre el instante en el que quedó detenido en su casa del country.

L-Gante
L-Gante Foto: Instagram

Hace apenas dos semanas, L-Gante quedó libre tras permanecer casi 100 días detenido. El cantante de Cumbia 420 estuvo preso en la DDI de Quilmes por una causa de privación ilegítima de la libertad y amenazas. Sin embargo, gracias al gran trabajo de su abogado y por decisión del Juez a cargo de la causa, recuperó su libertad.

Desde entonces, L-Gante brindó varias entrevistas donde habló sobre sus días en la cárcel, su delicada situación económica y sus proyectos a futuro.

Sin embargo, hubo una charla puntual en la que el cantante recordó cómo fue que comenzó todo. “Como ya se dijo fue un tema de una discusión con un vecino de 50 metros de mi casa”, aseguró en Crossover.

El fiscal rechazó el video de la defensa de L-Gante y pidió mantenerlo detenido
El fiscal rechazó el video de la defensa de L-Gante y pidió mantenerlo detenido

Luego, comentó que la situación “se fue a mayores al pasar de 3 o 4 días”. Según él mismo, gente cercana a su casa le había advertido que tras el altercado le habían hecho una denuncia.

Efectivamente, el hecho quedó registrado y se inició una fuerte investigación que derivó al allanamiento en su domicilio meses más tarde. Allí, el músico fue detenido el pasado 6 de junio en su domicilio y desde entonces pasó 94 días en la famosa Celda 4 de la penitenciaría.

L-Gante contó con lujo de detalles cómo fue el momento de la detención

En su paso por el programa conducido por Julio Leiva, L-Gante relató el momento exacto en que quedó detenido. “Un día llego de un show a mi casa, me acuesto a dormir y me despiertan”, comenzó contando con lujo de detalles.

“Lo único que escuché fue cuando me destaparon, eran como 20 policías, no escuché ni la escalera, nada”, aseguró. Luego, señaló que apenas abrió los ojos vio a un efectivo policial apuntándolo. “En una mano un teléfono y en la otra mano una pistola”, remarcó.

“Levantante, mostrá la cara”, fueron las palabras que escuchó. “Camino para el baño, camino para el living, les digo ‘esperá, dejame tranquilo un momento, me voy a vestir, después hacé todo lo que tengas que hacer’”, continuó.

A continuación recordó: “Recién me despertaba, no entendía mucho la situación”. Por último sorprendió con una revelación que nunca antes había confesado en público: “Yo estaba durmiendo con dos femeninas y había un par de amigos en la planta baja de la casa, tranqui, desde ahí pasaron casi 100 días”.

Temas Relacionados