La División Sustracción de Automotor lleva adelante recorridos preventivos y controles en puntos fijos en diferentes lugares de la provincia para detectar vehículos sin documentación o robados. Como resultado de las tareas, en los últimos días secuestraron tres motocicletas y dos autos, uno de los cuales había sido robado en Córdoba.

“Con una diagramación interna, el personal sale a realizar tareas investigativas y preventivas, y en uno de esos operativos divisaron un automóvil con la chapa patente adulterada circulando en la vía pública, por lo que lo trasladamos a la base. Allí se realizó una pesquisa más exhaustiva y se pidió informe a la Oficina de Verificación de Dominios, desde donde informaron que tenía pedido de secuestro por un robo agravado en la provincia de Córdoba”, detalló el comisario principal Adrián Hisa, jefe de la unidad especial.

Por otro lado, secuestraron un Renault Sandero adulterado en el chasis y el motor, y una moto de alta cilindrada con la numeración del motor adulterada. Además, dos motos Honda Wave también con adulteraciones tanto en el motor, el chasis y la documentación.

“Los controles se realizan diariamente en sectores que definimos de acuerdo a la modalidad que usan estas personas para delinquir. Así, apostamos nuestros equipos y se realizan los controles pertinentes, y por eso logramos recuperar varios vehículos que son robados y modificados ilegalmente para poder ser puestos a la venta nuevamente”, destacó Hisa.

“Les pedimos que denuncien en cualquier dependencia policial o en la base de nuestra unidad para que inmediatamente empecemos la investigación y hagamos todo lo posible para recuperar el vehículo”, cerró.