El gobernador Juan Manzur habló sobre el contexto epidemiológico de la provincia ante miembros del Gabinete, intendentes y delegados comunales, invitando a tomar medidas preventivas debido al importante aumento de casos de las últimas semanas.

“El motivo de esta convocatoria tiene que ver con lo que estamos viviendo, una situación compleja en la región que se está replicando en el país y en la que Tucumán no es una isla. Tucumán es una provincia pequeña y muy densamente poblada, ese es el principal problema que tenemos. La velocidad de contagio es mayor y a esto se agregan las nuevas cepas que tienen mayor poder de transmisibilidad”, comenzó su exposición el gobernador.

“Tenemos 550 mil personas de riesgo en Tucumán, tenemos que llegar a cubrir y vacunarlas. Ese es el objetivo, no producir la inmunidad de rebaño sino proteger a este grupo poblacional. Hoy llegamos a vacunar más de 130 mil. Nos queda mucho. Y a estas personas que vacunamos no quiere decir que no se van a enfermar, que no van a transmitir el virus. Lo que hace es generar el contacto con el virus de alguna manera para que el cuerpo desarrolle anticuerpos, pero no sabemos el grado de inmunidad y por cuanto tiempo. Este virus tiene particularidades que lo hacen diferente”, aseguró Manzur.

Además agregó que, “tenemos que ver de que manera disminuimos la capacidad de contagios. Y para disminuir el impacto se debe apelar a las acciones que todos conocemos, como el distanciamiento, el uso del barbijo y el lavado de manos. Hay que concientizar sobre las reuniones sociales, no todos tomamos dimensión del daño que podemos realizar al infringir una norma sanitaria en el medio de una pandemia. Este es el mensaje que tenemos que llevar. No nos podemos juntar, y si nos juntamos que sea al aire libre y con distancia. Son las cuestiones claves y sencillas, en el medio de un proceso complicado”.

“Hoy tenemos herramientas, como el suero hiperinmune, y también aprendimos a tratar pacientes críticos pero no es suficiente. Debemos prevenir que se saturen los servicios. Casi llegamos a tener el 80 por ciento de camas críticas cubiertas en el peor momento de la pandemia durante el año pasado. Y esta ola que se viene, de acuerdo a la experiencia internacional, es más compleja”. En este sentido el gobernador remarcó que “de 14 pacientes que teníamos en estado crítico hace una semana, hoy tenemos 28, y no podemos tener 56 la próxima semana. Tenemos que prevenir. En este contexto, yo les pido a todos que transmitamos el mensaje de explicar la gravedad de la situación. La presión epidemiológica que hay sobre Argentina es tremenda. El virus ya está, tenemos que controlarlo y la única forma es con la responsabilidad social para cuidar a nuestra gente”.