El gobernador, Osvaldo Jaldo, recibió a una delegación de representantes de Policías retirados para escuchar sus pedidos y brindarles las respuestas luego de que realizarán una protesta a las afuera de Casa de Gobierno. Tras analizar la situación, se firmó el convenio para acordar el pago en cuotas de un saldo adeudado a los más de 7.200 policías retirados y pensionados.

“Hubo reclamos de policías retirados, justos reclamos, que por diferentes motivos no se los podía atender. A veces las soluciones no estaban al alcance del Gobierno de la Provincia. Con la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, los hemos recibido y hemos tratado de ponernos de acuerdo en lo que nos planteaban”, dijo el gobernador.

En detalle, comenta Jaldo, “había una deuda que arrastraban de una planilla que tenían ellos y que coincidía con una que teníamos aquí en el Ministerio de Economía, que se debía saldar. Reconocimos la deuda, nos pusimos de acuerdo en la forma de pago de tal manera que ellos puedan cobrar y nosotros podamos, a través de una financiación en cuotas, pagarla”.

“Haciendo un gran esfuerzo, les dimos una solución definitiva a los policías retirados. Ellos sirvieron al Gobierno de la provincia y cuidaron a la comunidad. No era una situación justa para ellos”, cerró Jaldo.

Por su parte, la ministra Vargas Aignasse especificó que “convenimos un tema de una deuda que la provincia, desde la revisión de diciembre de 2019, mantenía con estos sectores. Hemos realizado el reconocimiento de estos montos y dispusimos la forma en que se van a hacer efectivos para que cada uno de estos 7200 policías retirados y pensionados puedan contar con esos fondos, sobre todo en estos meses de fin de año y hacia adelante ya que fue cuotificado, en acuerdo con ellos”.