La interna oficialista sigue al rojo vivo y durante el fin de semana hubo un nuevo cruce de declaraciones entre el gobernador de la provincia, Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo.

Todo comenzó con la participación de Manzur en una reunión en Simoca con motivo del festejo por el Día del Trabajador. En el encuentro, cuyas imágenes fueron difundidas en las redes, puede verse al mandatario provincial rodeado de una gran cantidad de intendentes, delegados comunales y otros funcionarios sin distanciamiento social.

El vicegobernador cuestionó la reunión en el marco de la difícil situación sanitaria que atraviesa el país y la provincia: “mientras ellos estaban de locro, a pocos kilómetros, en Simoca, había luto por la muerte de un empleado municipal, responsabilidad del intendente. Y también moría una docente, que depende del Gobierno de la Provincia, responsabilidad de Manzur; si Manzur dijo que ‘hay que terminar la joda’, hay que terminarla en serio”, aseveró Jaldo.

// Mirá también: Manzur: “Si el Vicegobernador propone interpelar a un Ministro de nuestro espacio político, obviamente están a disposición”

Por su parte, el gobernador al ser consultado por la situación en rueda de prensa manifestó que, “para quienes conocen Pampa Mayo saben que es un lugar rural. Estas reuniones se dan en el marco de grandes extensiones. Había mucha gente, pero separados. Como médico y sanitarista sé muy bien cuáles son los cuidados y las recomendaciones. Hemos cumplido con todos los protocolos”.

Con relación a los dichos de su compañero de fórmula, con quien hasta el 2023 compartirá la conducción de la provincia, el gobernador dijo que, “yo valoro la preocupación de él. Pero nosotros desde el Estado vamos seguir insistiendo y aportando, básicamente, en lo que es nuestra responsabilidad, que es la gestión”.