El 14 de noviembre, una mujer de 60 años, oriunda de la Capital, llegó a su casa de veraneo del Barrio Las Lomitas II de El Mollar, y se dio con la sorpresa de que autores desconocidos habían violentado una ventana y luego se llevaron un generador de energía eléctrica y una bomba elevadora de agua.

De esta forma, tras haber sido denunciado por la propietaria del inmueble, en menos de 48 horas, los efectivos de la Comisaría El Mollar, Tafí del Valle y del Departamento Operaciones Policiales (D-3) iniciaron una investigación y detectaron que una persona vendía esos productos, de similares características a los denunciados, por las redes sociales.

En ese sentido, para rastrear sus pasos, uno de los uniformados se contactó en forma virtual con el vendedor y logró localizarlo en la misma villa veraniega. Por otra parte, identificaron el automóvil en el que se movilizaba.

Con estos datos firmes, se montó un operativo de control vehicular en diferentes puntos de El Mollar a fin de interceptar al vendedor. Es así que en la noche de este lunes, el sospechoso fue visto en la rotonda de ingreso a la villa, en la intersección de la ruta provincial N° 355 y avenida Los Menhires.

Al pasar por el control vehicular, el joven de 20 años no tenía la documentación del rodado ni la chapa patente delantera, además en el asiento trasero del auto llevaba un generador de energía, una sierra y una bomba de agua. Argumentó que eran de su pertenencia y que estaban a la venta.

Frente al procedimiento, la fiscal Mónica García de Targa, ordenó el secuestro de los tres elementos hallados en el vehículo y la retención del rodado. El joven quedó demorado pero luego de averiguar la planilla de antecedentes fue puesto en libertad. Horas más tarde, la víctima reconoció los elementos secuestrados y logró recuperarlos.