El gobernador, Osvaldo Jaldo, se reunió en Casa de Gobierno con el embajador de Australia para Argentina, Paraguay y Uruguay, Brett Hackett.

Lo hizo acompañado por el vicepresidente de la Legislatura de Tucumán, Regino Amado; el ministro de Desarrollo Productivo, Álvaro Simón Padrós; y el secretario de Relaciones Internacionales, Mariano Fernández.

“Tuvimos la visita del Embajador de Australia en Argentina. La verdad que me sorprendió gratamente la manera que habló de Tucumán. Es la primera vez que visita el suelo tucumano pero es un hombre que ha leído y estudiado mucho la provincia de Tucumán. Nos hablaba de nuestro potencial, desde el punto de vista agrícola e industrial. De la actividad sucroalcoholera donde mostró interés por el alcohol que se produce y de la energía limpia generada a través del bagazo. También nos preguntó por las economías regionales”, comentó Jaldo.

Además, el Gobernador dijo que el diplomático se interesó por la industria minera de la región del noroeste argentino: “Estamos rodeado de provincias que producen minerales. Austria es un país minero. Si bien nosotros no tenemos minas, el Embajador considera que Tucumán está ubicado en un lugar estratégico porque está rodeada  de provincias que producen minerales. Está muy interesado de estrechar lazos de amistad, fraternidad y comercial”.

“La reunión con el Gobernador fue muy productiva. Es mi primera visita a Tucumán y destaco las oportunidades que existen en colaboración con la industria agropecuaria, capacitación y turismo”, valoró el Embajador.

Hackett explicó que Australia al igual que Tucumán se está se recuperando de la pandemia: “Compartimos desafíos hacia el futuro, pero también oportunidades. Por ejemplo: necesitamos promover negocios normales, movimientos de personas y las escuelas con total presencialidad. Son desafíos compartidos”.

Tucumán es una provincia muy rica en industria agropecuaria como mi país, por eso hay muchas oportunidades para compartir y colaborar en investigación e intercambio”, finalizó Hackett.