Bella Vista: rescate de fauna exótica

Se trata de un mono capuchino que se mantenía en cautiverio en una vivienda

El animal rescatado.
El animal rescatado. Foto: Comunicación Tucumán

Este jueves, efectivos de la División de Delitos Rurales y Ambientales N° 2 Villa Leales-, tras de una denuncia por maltrato animal, allanaron una vivienda ubicada en el barrio Santa Rita, en Bella Vista. Al ingresar pudieron constatar la presencia de un mono capuchino (especie exótica y cuya tenencia está prohibida), el cual llevaba 5 años en cautiverio. El operativo estuvo dirigido por el Oficial Subayudante Andrius Amaya, quien expresó al respecto:

“A raíz de la denuncia de una fundación protectora de animales, este jueves se realizó una medida de allanamiento requerida por la Unidad Fiscal de Delitos Complejos, en una vivienda de Bella Vista, departamento Leales. Allí, exitosamente, se procedió al rescate de un animal mamífero, tratándose de un mono capuchino negro, que se encontraba en dicho domicilio, llevando una vida en cautiverio. Como consecuencia, según lo establece la Ley nacional N° 22.421, se rescató inmediatamente al animal”.

Asimismo, explicó los pasos a seguir luego del rescate, para reinsertar al simio a un entorno natural: “La fiscal interviniente derivó al animal a la Dirección de Flora y Fauna Silvestre de la provincia para que se realicen los análisis clínicos correspondientes por parte de un médico veterinario a fin de determinar su estado de salud. Finalmente, el mono fue trasladado a la Reserva Fitozoológica Dr. Carlos Pelegrini, en San Pedro de Colalao”.

El efectivo finalizó explicando que el mono capuchino “es oriundo de las selvas misioneras, por lo que se encuentra a unos 1.500 kilómetros alejado de su hábitat. Estaba en una vivienda en cautiverio hace unos cinco años, desde su nacimiento”.

El exitoso rescate, en el que también participaron efectivos de Delitos Rurales Simoca, contó con la supervisión del director General de Delitos Rurales y Ambientales, Comisario General Silenio Castaño.

Es importante destacar que la caza y tenencia de estas especies foráneas no solo está prohibida por la ley, si no por la más lógica empatía hacia el sufrimiento animal.