Continúan los reclamos de usuarios autocovocados de la empresa EDET por los aumentos en las boletas de la luz durante el último mes. Las protestas se llevan adelante en diferentes sucursales de la empresa en el interior de la provincia y en la casa central en la capital tucumana.

Uno de los espacios políticos que mayor apoyo mostro al reclamo de los usuarios es el Frente de Izquierda desde donde se difunden a través de sus redes sociales la convocatoria a participar activamente de los reclamos por los elevados costos en la tarifas de luz eléctrica.

El referente y candidato a gobernador por el Frente de Izquierda y de los trabajadores, Ariel Osatinsky afirmó a El Tucumano que, "nos sumamos a la convocatoria de los usuarios en esta lucha creciente contra el tarifazos que se expande en la provincia, y que demuestra que el gobierno de Manzur acompaña al de Macri en toda su línea, porque el organismo provincial (ERSEPT) convalida todos estos aumentos".

"Hemos llegado a una situación límite, no se puede admitir que haya persona que tengan que elegir entre comer o pagar la luz", añadió.

La propuesta que ellos consideran viable desde el frente para solucionar el conflicto es que las empresas sean estatizadas y puestas bajo control de trabajadores y usuarios. Tiene que haber apertura de los libros contables para que se demuestren ganancias millonarias de los últimos años y se deben anular tarifazos.