Una mujer fue brutalmente atacada por su pareja, por lo que decidió encerrarse en el baño y llamar a la policía. Ocurrió en la localidad de Santa Ana.

Cerca de las 10 de la mañana de este miércoles, una joven de 22 años llamó a la seccional, dirigida por Martín Becerra, para pedir auxilio de manera urgente porque su pareja no la dejaba salir y la había golpeado brutalmente la noche anterior por no haber accedido a tener relaciones sexuales.

La mujer explicó que esperó a que se durmiera para encerrarse en el baño pero que no salió de la casa a pedir ayuda porque sus tres hijos dormían y temía que él tomara represalias contra ellos al notar su ausencia.

Personal policial supervisado por el jefe interino de la Regional Sur, Manuel Castaño, se presentó en la casa del Barrio Villa Santa Rosa y, aunque el agresor de 23 años intentó huir lograron aprehenderlo, trasladarlo a la comisaría y ponerlo a disposición de la Unidad Fiscal de Violencia de Género del Centro Judicial de Concepción, desde donde se avaló la aprehensión y se ordenó que se realicen los exámenes médicos al acusado y la víctima.