El turismo interno sigue abierto bajo las mismas condiciones: se necesita permiso del COE para circular y se deben respetar todos los protocolos sanitarios.


Una convocatoria impulsada desde el Ministerio del Interior de Tucumán se llevó a cabo en el Ente Tucumán Turismo, con el objetivo de unificar criterios en las jurisdicciones que dependen de esa cartera en esta etapa de prevención en la pandemia por el Covid-19.

En ese sentido, la reapertura de la actividad turística para los tucumanos constituyó un alivio dentro del sector empresarial y la ciudadanía, que comenzaron a tener señales positivas gracias al movimiento generado especialmente los fines de semana.

En tanto, el encuentro estuvo centrado en la fijación de criterios unificados para aplicar en la circulación en todos los municipios y comunas, para lo cual estuvo presente el presidente del Ente Tucumán Turismo como anfitrión, Sebastian Giobellina.

Asimismo, participaron el ministro del Interior, Miguel Acevedo; el subsecretario de Seguridad Ciudadana, Luis Ibáñez; Gustavo Vigliocco, subsecretario del Ministerio de Salud Pública y los delegados comunales de las principales villas turísticas: Tafi del Valle, El Mollar, San Pedro de Colalao, El Cadillal, San Javier y Ancajuli.

La reunión buscó mejorar los controles policiales y de salud en los accesos de cada destino. Además, se debatió sobre las demoras prolongadas o embotellamientos de vehículos, prevenir aglomeraciones, entre ellos el Cristo Bendicente, revisar la circulación de ciclistas y deportistas, más control e insistencia en el uso de barbijo en todos los lugares públicos.

“Está claro que no podemos cerrar las puertas de las jurisdicciones. Lo importante es realizar los controles preventivos y actuar según a los protocolos”, puntualizó Acevedo, y aclaró que “no hay discusión sobre el turismo. Es una actividad habilitada por el COE”.

Por su parte, Giobellina subrayó: “El turismo interno sigue abierto bajo las mismas condiciones: se necesita permiso del COE para circular y se deben respetar todos los protocolos dispuestos por Salud desde el momento de la salida“. A su turno los delegados comunales expresaron sus puntos de vista.

En tanto, desde Ancajuli, Arturo Arroyo solicitó controles especiales en consideración a la proximidad del Día del Niño, por la concurrencia de grupos solidarios que acercan juguetes y alimentos a las familias de esa zona. A su turno, desde El Cadillal, Carlos Bonanno, manifestó: “Lo que necesitamos es el apoyo para controlar la afluencia de gente los fines de semana”.

Por último, el intendente de Tafí del Valle, Francisco Caliva, coincidió con el delegado de San Pedro de Colalao, Walter Mamaní, en expresar su disgusto con la “falta de respeto de los veraneantes que organizan reuniones en sus casas de familia”, por lo que se resolvió incrementar los controles policiales y las tareas de concientización.




Comentarios