Durante la mañana de este miércoles el gobernador de la provincia, Juan Manzur se sometió al testeo de Covid-19 para descartar que haya contraido la enfermedad en su viaje a Buenos Aires.

En ese marco, habló con la prensa sobre la situación en Tucumán a partir de la flexibilización de diferentes actividades a partir del inicio de la fase de distanciamiento social y los festejos por el "Día del Padre" que tendrán lugar el próximo domingo.

"Para el Día del Padre les pido a los tucumanos que, si bien están permitidas las reuniones hasta 10 personas, tratemos de respetar las directivas. Si vamos a una casa, estemos espaciados. Evitemos el contacto. La pandemia va a pasar. Por eso les pido que nos cuidemos. Hay que aguantar un poquito. El amor tenemos que manifestarlo cuidando al ser querido", sostuvo el mandatario.

Además, habló de la importancia del compromiso de los tucumanos y el cumplimiento de los protocolos establecidos: "Esta es una experiencia a nivel mundial. Muchos países que creían haber tenido resuelta la situación del coronavirus tuvieron rebrotes por lo que volvieron atrás. Esto puede llegar a pasar y todos lo tenemos que saber. Entonces, yo apelo una vez más a que nos ayuden y nos den una manito. Que hablemos de la responsabilidad social de todos los tucumanos. El uso del barbijo es obligatorio por ley. Esto tiene que ver con cuidarnos a cada uno y al resto".

Además agregó que en la provincia hasta el momento, “pudimos manejar la situación y la llevamos hasta ahora con mucho esfuerzo, flexibilizando gradualmente la actividad económica. Queremos que esto siga en esta dirección y, para eso, necesitamos la colaboración de los tucumanos”.