En tanto, el gobernador, Juan Manzur, expresó su apoyo a la adhesión de Tucumán a la Ley Micaela, que será tratada la próxima semana en la Legislatura.


Este miércoles, el gobernador, Juan Manzur, expresó su apoyo a la adhesión de Tucumán a la Ley Micaela, que será tratada la próxima semana en la Legislatura de la provincia, la única que no había adscripto a la norma sancionada en 2018 por el Congreso Nacional, que obliga a los integrantes de los tres poderes del Estado a capacitar a su personal en la prevención de la violencia de género.

“Somos conscientes de la grave situación de violencia e inequidad de género que se vive en toda la Argentina y que se ha acrecentado en estos tiempos inéditos que nos atraviesa. Como gobernador quiero expresar todo mi apoyo para que Tucumán adhiera a la Ley Micaela”, escribió Manzur en su cuenta de Twitter.

En este marco, legisladores tucumanos repudiaron las declaraciones de su par Ricardo Bussi (Fuerza Republicana), quien desconoció crímenes de violencia de género. “Es el perfecto ejemplo de la necesidad de adherir a la Ley Micaela para capacitar a funcionarios y agentes del Estado en violencia de género”, opinó sobre Bussi el legislador de Libres del Sur, Federico Masso.

Asimismo, Masso destacó que “la ignorancia del tema es la que motiva a poner en marcha el proceso” para que se pueda “diferenciar un asesinato de un femicidio”. En declaraciones a radio Futurock, Bussi declaró: “No conozco casos de mujeres asesinadas por el hecho de ser mujer”.

“Conozco hombres que han asesinado mujeres por celos, por envidia, por depresión, por drogas, pero no por el hecho de ser mujer”, afirmó el legislador. Además, se pronunció en contra de la Ley Micaela y del feminismo, al que definió como “una moda que nació hace seis años”.

“Se opone a la adhesión por su mirada retrógrada e hipócrita; le duele la realidad de la diversidad y, por ende, los derechos consagrados en leyes que apuntan a la inclusión por encima de la discriminación”, agregó Masso en su cuenta de Twitter.

El vicepresidente primero de la Legislatura, Gerónimo Vargas Aignasse (PJ), entendió, por su parte, que “negar la existencia de este flagelo social no sólo es violento, propio de ignorante y aberrante desde lo humano, sino que también demuestra una ideología nefasta de violencia y muerte”.

En tanto, José María Canelada (UCR) también se mostró preocupado por las declaraciones de Bussi y expresó: “Son precisamente esas posiciones las que busca cambiar la ley” para que no se niegue que “hay mujeres y personas que por su orientación sexual son discriminadas y agredidas”.

Por su parte, el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, confirmó que el tema será debatido la próxima semana cuando vuelva a sesionar la Legislatura, aunque aclaró que se analizarán los proyectos que buscan aprobar el texto original y otros alternativos que fueron impulsados por diferentes bancadas, entre ellos el elevado por Fuerza Republicana.




Comentarios