EL objetivo es evitar las concentraciones masivas de personas en el marco de la Emergencia Sanitaria.


Este jueves se realizó un intenso operativo de control en la capital tucumana en el marco de la emergencia sanitaria en la que se encuentra la provincia por la propagación de la pandemia del coronavirus.

Los bancos, supermercados y bares fueron los principales lugares controlados por efectivos de la Policía, junto al Ministerio Público Fiscal, en el marco de un fuerte operativo de seguridad para evitar las concentraciones masivas de personas en el marco de la Emergencia Sanitaria.

“Salimos a la calle con un claro objetivo de concientizar y colaborar con las medidas tomadas a nivel provincial y nacional por el coronavirus”, adelantó el Jefe de Policía, Manuel Bernachi.

En los supermercados los uniformados, que fueron provistos de guantes, cascos y alcohol en gel, controlarán que tengan solo haya un 50% de ocupación en el interior de cada local, mientras que en los bancos, se supervisará que en las filas se respeten el metro de distancia entre una persona y otra.

En los bares, se concientizará a las personas a que eviten reunirse y permanezcan en sus casas. Luego de recorrer el micro y macro centro, los efectivos realizarán el mismo operativo en el Gran San Miguel de Tucumán: Yerba Buena, Tafi Viejo, Alderetes, Villa Mariano Moreno, Banda del Río Salí.




Comentarios