La obra surgió por gestión del gobernador, Juan Manzur, junto al vicegobernador, Osvaldo Jaldo y demandó USD$8,5 millones.


Este viernes, el gobernador Juan Manzur, visitó la Central Térmica Independencia para poner en marcha la ampliación de la capacidad de transformación de la estación en 30 megas. A partir de este incremento, un total de 30 mil clientes del sur de San Miguel de Tucumán tendrán energía eléctrica segura.

A su vez, la obra surgió por gestión del mandatario junto al vicegobernador, Osvaldo Jaldo y demandó un total de USD$8,5 millones. “Estas obras tienen que ver con la planificación a futuro de que Tucumán tenga una provisión de energía asegurada, no solo para el domicilio sino también para exportar”, afirmó Manzur.

“El ingeniero Luis Álvarez, gerente técnico de EDET, nos decía que en el pico máximo de toda la provincia puede llegar a consumir unos 750 megas pero esta planta puede generar hasta 1500 megas”, cerró.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Luis Fernández, aseguró que se trató de una gran inversión que “redunda en beneficios del consumidor domiciliario y en la disponibilidad de energía para cualquier tipo de radicación industrial”.

Por último, Álvarez remarcó que la obra se va a intervincular con otra obra llamada ET Manantial, próxima a construir. “Va a permitir alimentar la zona del pedemonte de Yerba Buena. Se va a interconectar con ET Los Nogales que es la zona norte de la provincia. Eso quiere decir que va a haber un cordon eléctrico muy fuerte”, concluyó.




Comentarios