La sede del candidato a legislador Federico Romano Norri, ubicada en la esquina de La Plata y Jujuy fue dañada durante la madrugada del miércoles.


A pocos días de las elecciones en la provincia de Tucumán, la campaña volvió a teñirse de polémica. En la sede del candidato a legislador Federico Romano Norri, ubicada en la esquina de La Plata y Jujuy, Villa Alem, realizaron pintadas ofensivas durante la madrugada, contra el radical, la postulante a Gobernadora, Silvia Elías de Pérez, y el intendente Germán Alfaro.

“Después de más de 30 años de democracia, las patotas están más vigentes que nunca atentando contra la expresión más pura del sistema democrático: los partidos políticos. Dañar una sede partidaria es atacar la célula más viva de la democracia”, señaló Romano Norri.

A su vez, el candidato aseguró que estos actos de vandalismo, “son inadmisibles”. En esa línea agregó que “este tipo de sucesos deja mucho que desear”.

Además, puntualizó que “el hecho se dio en un contexto de crecimiento exponencial de las figuras de Elías de Pérez y Alfaro con vista a las elecciones del próximo 9 de junio”.

Por último, lamentó las palabras usadas en contra de la candidata de Vamos Tucumán: “Silvia es una persona con valores intachables. Es una madre, esposa y amiga extraordinaria. Le vamos a seguir dando fuerzas para que Tucumán tenga la transformación que se merece”.




Comentarios