Christian Lagrecca nació en Lujan, vivió en Capital Federal y desde hace 12 años está radicado en Tres Arroyos. Desde los 8 años está abocado a la cultura, principalmente al Teatro.

Cuenta que siendo chico le mentía a sus padres diciéndoles que iba a fútbol cuando en realidad pasaba el tiempo en un Centro Cultural a donde asistía para mirar lo que alli sucedía, hasta que sus ganas y su vocación fueron más fuertes y poco a poco fue convenciendo a sus progenitores, que el arte era lo que realmente le atraía.

Los mandatos sociales casi le desvían el rumbo. Estudió Psicología, Enfermería (le faltaron dos finales) Administración de Empresas, título que le permitió trabajar como gerente en una empresa de telefonía.

Trabajó también en distintos Bingos de la ciudad de Buenos Aires, donde hizo de todo, desde limpiar baños hasta ser jefe de sala, fue productor en Canal 13 entre varios oficios más.

Luego se radicó durante 9 meses en Estados Unidos donde cumplió su sueño de conocer Broadway. Sus inquietudes también lo llevaron hasta Mexico.

Con el arte y la cultura en la sangre se radicó en nuestra ciudad, convirtiéndose en un referente del quehacer cultural tresarroyense.

Christian Lagrecca

Christian Lagrecca es además candidato a concejal por el Frente de Todos y en una entretenida charla con Vía Tres Arroyos nos contó parte de su historia.

Christian tiene calle, como se dice habitualmente sobre aquellas personas que pueden salir airosas de distintas situaciones adversas o que pueden adaptarse a las circunstancias que se van atravesando, sin embargo y pese al inmenso curriculum que poseía antes de arribar a Tres Arroyos no le fue fácil instalarse en la ciudad.

“Me costó muchísimo conseguir trabajo en Tres Arroyos a pesar de mi formación, – cuenta Christian – a Matías mi pareja le llovía el trabajo, dice entre risas. Estaba capacitado, había trabajado dos años en la producción de canal 13, también como jefe de calidad en Vodafone (compañía española de telefonía móvil) de cajero, y de varias cosas más.

La cultura del trabajo la tuve siempre en mi casa. Si quería salir los fines de semana tenía que agarrar la pala con mi viejo y trabajar con él de peón de albañil y es algo que hoy se los agradezco, porque uno conoce el valor de las cosas: aprende a cuidar sus zapatillas, agradece la comida, etc. Todo lo que salga de tu bolsillo y que te ganaste con tu trabajo, dignifica”.

Christian Lagrecca

Tras algunos problemas de salud que pusieron en serio riesgo su vida, Christian Lagrecca por fin decidió vivir de lo que ama, como si la enfermedad que atravesó hubiese sido una epifanía para encausar su vida.

“Desde que llegué a Tres Arroyos para mí un gran ejemplo, que me ayudó y guió muchísimo, fue Ricardo Listorti. Con él siempre terminábamos hablando de lo mismo: la falta que hace revalorizar la cultura”.

Desde mi lugar que es la cultura, el arte, y el trabajo con los artistas independientes, siento que hay una desvalorización de este sector en Tres Arroyos, que muchas veces se reflota durante las campañas electorales. Hay un manoseo muy grande y un abuso de poder con los artistas, principalmente con aquellos que son independientes, a veces hasta tienen que pedir por favor, para que los dejen trabajar”.

Los artistas no tienen casi espacios para trabajar, no tienen teatros. El que quiere trabajar tiene que estar mendigando por un lugar o por días de ensayo”.

El teatro de la Escuela Nº 1 está clausurado, el Teatro Municipal, de municipal solamente tiene el nombre porque está muy alejado de la realidad de los artistas o productores independientes. Con compañías de afuera trabajan con Borderó (cantidad de entradas vendidas) y a los artistas locales le piden un caché fijo”.

“Durante este tiempo de pandemia presenté junto con el equipo de Gestión Cultural, la emergencia cultural que no fue aprobada ni por el Movimiento Vecinal ni Juntos por el Cambio”.

Christian Lagrecca

“Desde mi lugar apunto a que el artista tresarroyense tenga el lugar que se merece, por ejemplo en La Fiesta Provincial del Trigo. Hay que llevar la cultura a los barrios, los barrios tienen muchas manifestaciones artísticas que ni se conocen y que no saben cómo llegar”.

El artista estudia, invierte tiempo y tiene que ser valorado, no puede trabajar gratis. Yo no le digo a un médico cuando va al gimnasio, que atienda a mi mamá gratis”.

El arte, no solamente forma actores, pintores o artistas en general; forma personas, personas que tengan una visión empática de la vida, que rompan todo tipo de estructuras y que salgan de lo convencional, el arte permite que suelten la mochila que cada uno porta”.

Ese es el aporte que intento hacer desde el Frente de Todos. Creo que es hora de una gran modificación en Tres Arroyos, son muchos años que se viene repitiendo lo mismo, la misma gente en diferentes lugares. En el Frente de Todos hay gente nueva, vecinos y vecinas que tienen otra visión de las cosas y que pueden aportar mucho.”