En una entrevista exclusiva para Vía Tres Arroyos, Máximo Fjellerup, integrante de la Selección Nacional subcampeona del mundo en China 2019, nos contó como sobrelleva la cuarentena.


El basquetbolista tresarroyense Máximo Fjellerup, integrante de la Selección Nacional subcampeona en el último mundial de China 2019, y actual jugador de San Lorenzo de Almagro, se encuentra en Tres Arroyos, disfrutando de la familia, los amigos y la ciudad tras el parate obligatorio de las competencias de la Liga Nacional de Básquet por la pandemia de Covid -19.

En una entrevista exclusiva para Vía Tres Arroyos Máximo nos relató cómo lleva todo este proceso lejos de las canchas y de lo que tanto ama hacer.

Máximo Fjellerup

La verdad es que lo llevo bastante bien“, expresó Fjellerup y agregó: “Por suerte pudimos arribar a la ciudad, antes de que nos agarre la cuarentena en Buenos Aires y quedarnos encerrados ahí, pudimos venir y estar tranquilos acá, con la familia y principalmente seguir entrenando la parte física desde el primer día”.

Los primeros días estuvimos en el campo y bueno, uno está propenso a cuidarse menos desde lo alimenticio. En el campo siempre hay un pedazo de torta o un asado para comer, pero a medida que fueron pasando los días empezamos a cuidarnos como corresponde, como la alta competencia lo requiere”, detalló.

Máximo habla en plural porque en el viaje lo acompañó su novia, la nadadora y representante olímpica en Río 2016 y en los próximos juegos de Japón 2021, Virginia Bardach, doble medallista en los últimos Juegos Panamericanos 2019; oro en los 200 metros Mariposa y plata en los 400 metros Medley, quien también continúa con sus entrenamientos en la ciudad.

Virginia Bardach medalla de oro Lima 2019. (Photo by Pedro PARDO / AFP)

Es una suerte estar con ella y disfrutar de su compañía. Al ser los dos deportistas nos apoyamos uno a otro con los entrenamientos. Hubiese sido difícil estar 5 o 6 meses distanciados”, reconoció el basquetbolista.

Con respecto al riguroso entrenamiento que un atleta de alta competencia debe realizar aún en cuarentena, Fjellerup detalló: “No estamos realizando entrenamientos virtuales con el club (San Lorenzo). Básquet estoy haciendo en Costa Sud, entrenando de 13 a 14:30 horas con ‘Tota’ Beitia, junto con Fermín Thygesen (también tresarroyense y compañero de equipo en San Lorenzo de Almagro); con Rodrigo, un amigo y otros chicos. A la mañana voy todos los días al gimnasio y el resto de la tarde la tengo libre para hacer lo que quiera”.

FIBA World Cup – Argentina v South Korea (REUTERS/Jason Lee).

La competencia en este 2020 había arrancado de la mejor manera para su club, San Lorenzo de Almagro, tetracampeón de la Liga Nacional, participando en un torneo organizado por la NBA en Montevideo, Uruguay, donde se midió ante rivales de categoría como el Bayern Múnich y el Flamengo de Brasil. Luego disputó un encuentro histórico enfrentó al equipo de la NBA Cleveland Cavaliers en el Rocket Morgage Fieldhouse. Y se consagró campeón en el Súper 20.

Argentina VS. Serbia (Lintao Zhang/Pool via REUTERS)

Además debía continuar disputando las Semifinales de la Basketball Champions League Americas, instancia en la cual empataba la serie 1 a 1 con Quimsa de Santiago del Estero y se preparaba para el comienzo de la tercera edición de la Supercopa Argentina.

Pero la Liga Nacional, se frenó el viernes 13 de marzo, y a mediados de junio la Asociación de Clubes de Básquetbol (AdC) canceló LNB por la desaprobación del protocolo presentado para la definición de la fase final por parte del Ministerio de Turismo y Deportes en medio de la pandemia del coronavirus.

Máximo Fjellerup

“Desde la Liga Nacional nos dijeron que desde octubre o noviembre, si el gobierno lo permitía íbamos a arrancar, pero todavía no hay nada confirmado. Por eso te digo: hay que tomárselo con tranquilidad y disfrutar de la familia sin darle mucha bola a la competencia porque si no te volvés un poco loco”, dijo Fjellerup.

Desde los 15 años que me fui a Bahía Blanca que no pasaba tanto tiempo en Tres Arroyos. Siempre volvía 10 días para las fiestas y en algún receso, por una semana. Disfruto mucho estando acá. Sigo teniendo los mismos amigos de siempre, los que siempre me bancaron y acompañaron. Disfruto mucho apoyarlos en sus proyectos personales como ellos me apoyaron a mí”, señaló al verle el lado bueno a la cuarentena.

Maximo Fjellerup (Photo by Ye Aung Thu / AFP)

Pese a los éxitos Máximo Fjellerup no se olvida de sus afectos ni de sus orígenes. Iniciado deportivamente en Argentino Junior de nuestra ciudad, planea pasar en los próximos días por el club que lo vio nacer deportivamente: “Ahora que en Tres Arroyos arrancaron a entrenar las distintas categorías de básquet sobre todo los mini, pre mini y menores, seguramente pase por el club a saludar, a estar con ellos y darle una mano a Fede (Federico) Arias que fue mi entrenador de chico”.




Comentarios