Matías Fhurer, secretario de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnologia y Juan Ouwerkerk, presidente de la Cooperativa Alfa brindaron su parecer sobre la economía regional durante la cuarentena.


La cuarentena dictada por Decreto presidencial debido al brote de coronavirus, ha paralizado la actividad económica de muchos sectores de la sociedad. Comercios e industrias son los más afectados por esta situación y si bien, se ha comenzado a flexibilizar el aislamiento preventivo, lejos estamos aún de volver a la normalidad.

Vía Tres Arroyos se comunicó con Juan Ouwerkerk, presidente de la Cooperativa Alfa y con Matías Fhurer, Secretario de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología de la Municipalidad de Tres Arroyos para que nos brinden su parecer sobre el futuro de la economía en el distrito.

Al respecto Ouwerkerk comentó: “Nuestra tarea principal que es el campo siguió trabajando porque es un rubro que quedó exceptuado de la cuarentena. Sí nos afectó en la manera de trabajar. Desde la Cooperativa Alfa hicimos una campaña muy fuerte para que se tratara de embolsar la mayor cantidad de mercadería en los campos, para luego sacar esa mercadería pasada la pandemia y proteger, de esa manera, a los camioneros y al persona de la Cooperativa, obviamente que esto hay gente que no lo puede hacer debido a las distancias o por cuestiones logísticas propias, por lo que hemos seguido trabajando en nuestra planta de silos recibiendo los camiones pero con un protocolo de prevención y seguridad bastante estricto”.

Juan Ouwerkerk (foto: La Voz del Pueblo)

La comercialización siguió prácticamente normal, si bien hubo algún enfriamiento del mercado porque los camiones empezaron a llegar con menos fluidez al puerto debido a los protocolos de seguridad que diseñamos, no influyó demasiado el parate”.

La cosecha de girasol está prácticamente terminada y estamos en los inicios de la soja, debe haber un 10 o un 15 por ciento de la soja cosechada. La de girasol fue una cosecha flaca, no buena, debido a la falta de agua y la soja está arrancando con rindes que dejan bastante que desear”.

Consultado por el futuro de la actividad Ouwerkerk expresó: “Si bien las cosechas de girasol y soja no fueron buenas, el productor no deja de invertir, todo lo que es barbechos para sembrar la fina se ha seguido vendiendo. El precio de la fina no está mal por lo que, probablemente, haya un crecimiento en el área de siembra del trigo.

“El cierre de los bancos los primeros quince días provoco muchos inconvenientes – continuó Ouwerkerk – ahí sí, se trabó muchísimo todo lo que es la parte comercial, la parte de pago de cuentas y de cobro de insumos. Ahora con los bancos funcionando aunque sea electrónicamente los problemas se han ido solucionando”.

“Todo el cordón hortícola de la esfera de Tres Arroyos, que son los quinteros, siguieron trabajando. Lo que si se vio re contra afectado fueron los negocios de la ciudad y los trabajos individuales, pintores plomeros, electricistas, etc. A ellos la situación les ha pegado una paliza bárbara” -Concluyó.

Por su parte Matías Fhurer, secretario de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología, consultado sobre el parate que atraviesan principalmente los comercios, dijo: “Al igual que en todo el país todo lo que es la pequeña pyme, la pyme y la gran pyme se vio muy afectado, algunos en mayor medida que otros. Acá tenemos la suerte de que la región es agrícola ganadera, por lo cual, un poquito más se pudo defender lo que es la economía más grande del Partido de Tres Arroyos, no obstante por más que la economía fuerte funciona, la parte que realmente tiene que funcionar es el comercio y no estaría en concordancia, porque la producción no puede volcarse al mercado local, no puede volcarse al comercio, solo a lo básico que es la alimentación, algún repuesto, gomería y no mucho más.

Matias Fhurer

Sobre la posible flexibilización de la cuarentena y la posibilidad de exceptuar a algunos rubros, el secretario dijo: “Nosotros vamos a respetar el lineamiento presidencial. Yo estoy hablando constantemente con el Ministro de Producción, con los secretarios de Economía y los subsecretarios de Desarrollo Económico, de Comercio, de Tecnología e Innovación de la Provincia, para informarles y para que ellos, con las pautas que habilitan y las excepcionalidades que están dando, podamos gestionar a nivel municipal.

El día lunes recibimos una notificación de la Provincia donde nosotros debíamos enviar una carta con un plan sanitario y un plan de control de como el municipio controlaría esas excepcionalidades. Nosotros mandamos tres solicitudes de excepción a la gobernación, fueron los gimnasios, una empresa del rubro aberturas que no está habilitada para operar pero pidió la excepcionalidad porque tiene muchos empleados, incluso mandé, sin que me lo pidieran los propietarios, las fábricas de calefactores, porque se viene el invierno y deberían estar funcionando. Pero lo que hay que lograr es que toda la cadena productiva pueda trabajar. De nada sirve que abran los corralones si los albañiles no pueden trabajar. Pero eso no son decisiones nuestras, sino de Provincia y Nación. Nosotros enviamos nuestros pedidos de excepción, llega a la secretaria del Jefe de Gabinete y de allí envían la respuesta a nuestro pedido.

Obviamente conocemos lo que pasa con los comercios, no estamos ajenos a eso, recibieron un golpe durísimo, ahora pueden trabajar online, aunque no sea suficiente pero lo que se está buscando es bajar el tránsito de gente. Más allá que la gente pueda decir que acá no tuvimos ningún caso, o que tuvimos solo uno en Orense, ¿Qué pasaría si habilitamos todo y aparecen diez casos de coronavirus en la ciudad? Por eso no se puede pasar por encima de las decisiones de un gobernador o de un presidente. Yo prefiero los insultos de la gente descontenta a tener un brote de la enfermedad en Tres Arroyos. – finalizó.




Comentarios