En la recta final para el estreno en Netflix de “Don’t look up” (No miren arriba), una de las películas con mejor elenco del año, Jennifer Lawrence confesó que grabó una de las escenas bajo el efecto de drogas.

También protagonizada por Leonardo DiCaprio y la participación de Meryl Streep, la película llegará a las pantallas el próximo 24 de diciembre.

Otros grandes actores que forman parte del reparto de la comedia apocalíptica dirigida por Adam McKay son Cate Blanchett, Jonah Hill, Tyler Perry, Timothée Chalamet, Ariana Grande, Mark Rylance, Kid Cudi, Ron Perlman y Himesh Patel.

Don't look up, la nueva película de DiCaprio junto a Jennifer Lawrence, Jonah Hill y Meryl Streep.

La ex protagonista de “Los Juegos del Hambre” interpreta el papel de la estudiante de posgrado en astronomía Kate Dibiasky quien viaja junto a su profesor el Dr. Randall Mindy (Leonardo DiCaprio) por Estados Unidos para advertir a la población de que un meteorito se precipita hacia la Tierra.

Durante una conferencia de prensa en Los Ángeles sobre la película, la actriz declaró que se drogó durante una de las escenas de “Don’t look up”. Cuando el personaje de Lawrence, después de ver el meteorito y enterarse de su peligro, fuma marihuana para relajarse, esta interpretación es real.

La actriz pensó que sería más creíble y original rodar también bajo los efectos de las drogas. Lo consultó con el director y este accedió a la propuesta.

McKay explicó que la joven pidió permiso para fumar un cigarrillo marihuana en esa escena, en la que aparece junto a Meryl Streep y hace un monólogo de varios minutos.

Además, la ganadora del Oscar por “El lado bueno de las cosas” debió aclarar que en ese momento del rodaje “no estaba embarazada” aún. Lo cierto es que dos meses atrás anunció que se encuentra en la dulce espera de su primer hijo con Cooke Maroney, su esposo desde el 2019.

Brecha salarial: DiCaprio ganó 5 millones de dólares más que Lawrence

En otra entrevista, la coprotagonista reveló que su sueldo por la película fue de cinco millones de dólares más bajo que el de DiCaprio, pese a que ella aparece primera en los créditos.

De todas formas, Lawrence aclaró en diálogo con la revista Vanity Fair que su compañero “atrae más espectadores” que ella y que está conforme con su contrato. Sin embargo aseguró que es “extremadamente incómodo preguntar acerca de la igualdad salarial. Y si cuestionas algo porque parece desigual, te dicen que no es una disparidad de género, pero no son capaces de explicarte qué es exactamente”.

No mires arriba. (Netflix)

Según trascendió, por el protagónico la actriz recibió 25 millones de dólares. Por su parte, a DiCaprio le pagaron 30 millones.