Un enfermero que se desempeñaba en el Ministerio de Salud de Santiago del Estero fue detenido acusado de robar cientos de dosis contra el coronavirus. Junto a su esposa, quien trabaja en el call center del Sease 107, montaron un vacunatorio clandestino en el que vendían y aplicaban las dosis.

El operativo policial se realizó este sábado, allí fue detenido un enfermero de 42 años, identificado como Dante Daniel Díaz, domiciliado en el barrio Saint Germain. El procedimiento se concretó luego de una denuncia realizada por el área de Inmunología del Ministerio de Salud, y por el oficio emanado del juzgado de la doctora Ana Cecilia Vittar.

Por otra parte, ordenaron la detención de la esposa de Díaz, quien sería Educadora Sanitaria, de apellido Coronel y trabaja en el call center del Sease 107.

La policía también allanó el domicilió de la manzana 19 lote 22 del barrio Saint Germain. Allí funciona un consultorio denominado “enfermería del sur”. Los efectivos secuestraron residuos patológicos y una gran cantidad de dinero en efectivo por una totalidad de $734.500.

En el allanamiento al inmueble, secuestraron 268 dosis de la vacuna Sputnik V, 14 dosis de la Sinopharm, 1 dosis de la vacuna Covishield y otras 510 dosis de diferentes vacunas que no serían contra el coronavirus.

Personal del Ejército Argentino hizo el traslado de las dosis secuestradas, dando cumplimiento a las medidas de seguridad; y así no interrumpir la cadena de frío. Además, los efectivos secuestraron elementos informáticos, un arma de fuego, insumos de enfermería, tales como jeringas, barbijos, bolsas de residuos patógenos, libretas sanitarias y diversos elementos.