Un penoso momento debió vivir una familia santiagueña al regresar desde Tucumán a la provincia. Abigail Jiménez tiene cáncer y regresaba junto a su padre luego de realizar el tratamiento oncológico al que se somete desde los 7 años, actualmente tiene 12. Al llegar al límite entre Tucumán y Santiago del Estero, en un puesto de control cercano a la ciudad de Termas de Río Hondo, un policía les impidió el paso alegando que necesitaban un permiso del Comité de Emergencia de la provincia.

Luego de dos horas de espera, bajo el intenso calor y los dolores y cansancio que presentaba la nena, el papá Abigail decidió tomar a su hija en brazos y pasar a pie de una provincia a otra. Caminó casi cinco kilómetros hasta que la habilitación llegó y un familiar pudo buscarlos de la ruta.

En diálogo con El Termeño, Matilde, la mamá de la pequeña dijo que “solo le pedía que nos deje pasar porque ya hacía bastante calor, y encima estaba lleno de moscas, teníamos miedo de que se le infecte la herida en su pierna. Pero el policía no entendía, nos decía que esperaba la orden de Santiago. Además agregó que, “ella ahora está en crisis, con sus dolores. Cada vez que se despierta, lo único que dice es: ese policía malo, mamá, que no me deja pasar para ir a mi casa”.

Por su parte, Diego, el papá de Abigail pidió a las autoridades una solución ante la situación de la pequeña y su constante necesidad de viajar de una provincia a otra: “nosotros queremos una solución y que mi hija no vuelva a pasar nunca más por esto. Está muy mal ella ahora”, cerró.