La ciudad de Las Termas de Río Hondo se vio convulsionada por la llegada del plantel de Boca Juniors en la tarde de este martes para disputar la llave de los Cuartos de Final de la Copa Argentina con Patronato en el estadio Único Madre de Ciudades, el miércoles desde las 21.30.

Cientos de hinchas se agolparon a las afueras del hotel para saludar a sus ídolos del equipo Xeneize. Además, es la primera vez que los dirigidos por Sebastián Battaglia visitaron la ciudad balnearia.

Durante la visita, uno de los jugadores que más conmovido se vio por el eufórico recibimiento fue Marcos Rojo.

El defensor mientras saludaba a los simpatizantes se acercó a un nene llamado Jesús y le regaló el barbijo que llevaba puesto con el escudo de Boca. El pequeño lloró de la emoción al recibir el regalo de uno de los referentes del equipo.

“La verdad es que es muy lindo todo esto, que nos vengan a recibir así es muy lindo. Estoy muy contento por este recibimiento”, dijo el jugador en diálogo con TyC Sports.