Cientos de personas se acercaron para darle el último adiós a los pequeños, que fueron sepultados en el cementerio La Misericordia.


Este miércoles por la tarde, cientos de vecinos de la localidad de La Banda despidieron los restos de los dos niños que el martes murieron en el incendio de su vivienda. Ángel (4) y Mateo (1) fueron sepultados en el cementerio La Misericordia.

Durante el velorio y también en la necrópolis se vivieron escenas desgarradoras, de mucha angustia y dolor. Amigos, allegados y vecinos en general se acercaron para acompañar a los familiares, según informa El Liberal

Los niños fallecieron de manera trágica el martes por la mañana, luego de que una garrafa explotara en su humilde vivienda del barrio Villa Raquel. La explosión generó un incendio del que los pequeños, que estaban solos, no pudieron escapar.






Comentarios