El entrenador de Central Córdoba no buscó excusas y se hizo responsable del magro presente del Ferroviario.


El empate frente a Olimpo de Bahía Blanca cayó como un baldazo de agua helada en el seno del plantel de Central Córdoba, que permanece en puestos de descenso directo y no logra levantar cabeza, transcurrida nueve jornadas en el Nacional B.

Gustavo Coleoni, técnico del conjunto Ferroviario, fue el que hizo un análisis de lo ocurrido. “Jugamos mal, especialmente en el primer tiempo.No quiero entrar en excusas. En otros partidos, fue la mala suerte. En otros la cancha, pero la realidad de hoy es que se jugó mal. No hicimos el partido que pretendíamos”, sostuvo con tono autocrítico.

“Si merecimos ganar, fue porque empujamos al rival. Creamos situaciones de gol, pero la desperdiciamos de abajo del arco. También generamos más que ellos. Pero la realidad es que el equipo no encontró el juego. Más allá de eso, el rival nunca nos superó, pero el empate no está mal, porque jugamos mal”, añadió.

Respecto a los nervios de la gente y cómo el equipo fue dejándose llevar, Coleoni fue claro. “La desesperación es producto de nuestra inoperancia. No tuvimos la inteligencia para ser claros y dominar el partido. Más allá de eso, el equipo mereció ganar, pero no como otras veces. Nos faltó juego y determinación, además de la convicción para ganar el partido”.

Para finalizar, se mostró preocupado y se hizo responsable del presente de Central Córdoba. “Vamos a trabajar para revertir la situación y deben saber que el primer responsable es el DT para resolver estas cuestiones. El rival se mete atrás, pero eso no es una excusa. Debemos encontrar los espacios y la capacidad de eludir a los rivales”, concluyó su análisis en El Liberal






Comentarios