Apareció sin vida en su casa del barrio Vinalar en la ciudad de Añatuya. Se desconocen las causas que lo llevaron a tomar esta decisión. 


Momentos de dramatismo y profunda tristeza se vivieron en una vivienda de la ciudad de Añatuya, cuando el grito desgarrador de una madre al descubrir que su hijo se había quitado la vida y solicitaba ayuda a los vecinos.

Sin embargo ya nada podía hacerse, porque el adolescente de 15 años no presentaba signos vitales.  Los primeros en llegar a la casa ubicada en la manzana 89 del barrio Vinalar, fueron los paramédicos del Cease, que confirmaron que el joven había fallecido por asfixia. En ese momento dieron parte a la Comisaría 45°, que llegó con agentes de Criminalística para trabajar en el lugar de los hechos.

Si bien no se dieron a conocer los motivos aparente por el que el adolescente tomó esta drástica decisión, se supo que su cuerpo será trasladado a la Morgue Judicial, dónde se le realizará una autopsia, informó El Liberal.





Comentarios