El delincuente se hizo pasar por un pasajero y lo sorprendió con un cuchillo. El chofer lo pudo reducir. 


Un nuevo episodio de inseguridad tiene como principal víctima a un remisero. Durante la noche del miércoles un joven simuló ser un pasajero y tomó un remis en la zona norte de Santiago del Estero.

Según detalla El Liberal, un hombre hizo señas y un auto de la empresa “Madre de Ciudades”. Al subirse pidió que el chofer conduzca hacia barrio General Paz pero antes de llegar a destino sacó un cuchillo y amenazó al conductor.

Pero el remisero pudo zafarse y logró sacarle el cuchillo al agresor gracias a sus rápidos reflejos. Lo tubo reducido en su coche durante varios minutos y luego lo dejó ir. Lo llamativo es que no dio parte a las autoridades policiales

Este episodio no es el primero, ya que el 28 de mayo se produjo un asalto de manera similar. El remis trasladaba a dos pasajeros al barrio Vinalar y estos amenazaron al conductor con la misma arma para sacarle la recaudación. En esta oportunidad, el chofer pidió ayuda a otros taxistas por un grupo de WhatsApp y los lograron reducir a uno de ellos para luego entregarlos a la policía.




Comentarios