El hecho había ocurrido en julio del año pasado.


Este viernes se realizó un juicio abreviado en el que la fiscal Coordinadora de la Unidad de Violencia de Género de Capital, logró que se condene a Sergio Taboada, a 11 años de prisión por el delito de homicidio agravado por el vínculo y mediando violencia de género en grado de tentativa.

El hecho ocurrió el 7 de julio del año pasado, en circunstancias en las que el imputado se encontraba con sus tres hijas en su domicilio del barrio Borges y se comunicó con su ex pareja para que fuera a buscarlas.

La misma mandó a su hija mayor a retirar a las hermanas y Taboada no dejó que se las llevara, aludiendo a que sólo lo haría su madre. A raíz de ello, la víctima se dirigió al lugar en su moto y antes de llegar fue interceptada por el encartado, quien no la dejó bajar y le dijo que la mataría y luego lo haría él, para luego efectuarle un disparo con un arma de fuego en la cabeza que provocó que la mujer cayera al suelo. Allí el imputado volvió a apuntarle a la frente y al no efectuarse el disparo le pegó un culatazo en la cabeza. En esos momentos la víctima logró ponerse de rodillas e intentó pedir ayuda y el imputado efectuó dos disparos que impactaron en la espalda y en el cuello de la misma, y salió corriendo hacia el monte.

La fiscal del caso presentó a la jueza de Género todas las evidencias colectadas durante la investigación y se refirió al acuerdo arribado con la defensa de someter la causa a juicio abreviado, previo consentimiento tanto de la víctima como del imputado.

Frente a ello, solicitó la pena de 11 años de prisión para Taboada, teniendo en cuenta también la reiteración delictiva puesto que el mismo tenía una condena de un año de prisión en suspenso dictada en junio del 2018, por lesiones. Por su parte, el defensor Dalmiro Cruz, ratificó el acuerdo con la fiscalía.

Finalmente, la jueza Cecilia Laportilla, luego de escuchar a las partes, resolvió condenar al imputado a 11 años de prisión.




Comentarios