Una médica tardó casi tres semanas en informar a las autoridades sanitarias de la provincia sobre el embarazo de la menor.


Le negaron la Interrupción Legal del Embarazo a una nena de 12 años que había sido violada. La pequeña es oriunda de la localidad de La Banda. Los médicos demoraron el aviso de la situación, por lo que cuando se notificó a las autoridades ya era riesgosa la interrumpción.

El hecho comenzó a principios de abril, cuando la niña y su madre fueron a la a Unidad de Atención Temprana (UPA) N° 3, de Villa Griselda. Allí, fue revisada y el médico pidió una ecografía, a partir de la cual el 6 de ese mes se confirmó que tenía un embarazo de 20 semanas.

La nena forma parte de una familia de escaasos recursos. Trabaja como cartonera junto a su mamá, viven en una pieza con la pareja de la mujer y dos hermanitos de 8 y 6 años.

Lamentablemente, no recibieron apoyo de las autoridades cuando volvieron a pedir ayuda en el UPA, por el contrario, los profesionales de la salud no dieron aviso a las autoridades de la situación que atravesaba la nena hasta el 7 de mayo. Al momento de la intervención en el caso de las autoridades, la menor ya cursaba la semana 24 de gestación por lo que era arriesgado para su vida una interrupción.

“Se actualizaron las leyes pero en la práctica no sirve para nada. No está aplicada por gente idónea, que no se deje llevar más que por su sentido de la ética y por el ejercicio de la medicina que es salvar vida pero no fetos, sino la vida de esta niña de 12 años”, dijo sobre el caso Nora Schulman directora del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CASACIDN) en dialogó con TN.

Además aseguró que, “hay que cambiar la cabeza de la gente que presiona para que no se cumplan las leyes y protocolos”.




Comentarios