El hecho ocurrió el la Seccional Segunda de la capital santiagueña.


Las protestas de reclusos se suceden a lo largo del país en el marco de la cuarenten obligatoria por la pandemia del coronavirus. En esta oportunidad, tres presos de la Seccional Segunda de la capital santiagueña decidieron coserse la boca como un reclamo por no poder ver a sus familiares.

Debido a la gravedad de la situación, el fiscal de turno Miguel Ángel Torresi se hizo presente en dependencia policial para tomar conocimiento de los hechos y escuchar la versión de los reos.

Además, se solicitó la intervención de personal de sanidad policial para constatar el estado de salud de los presos y para que reciban la asistencia médica neesaria.

El fiscal Torresi puso en conocimiento a los defensores oficiales de la principal queja de los presos, que tiene que ver con la imposibilidad de ver a sus familiares debido a la cuarentena obligatoria, con el objetivo de canalizar las demandas para que se evalúe la situación procesal de cada uno y sus reclamos.




Comentarios