Durante la mañana de este martes, el Acueducto del Río Colorado, que provee de agua a la ciudad de Santa Rosa y otras varias localidades pampeanas, produjo una gran pérdida por una rotura en la zona del Bajo Giuliani, a unos 10 kilómetros al sur de la capital y sobre la vera de la Ruta Nacional N° 35.

El inconveniente, que se pudo ver como un géiser desde la ruta, se produce a solo 600 metros hacia el norte de una reparación anterior, que se produjo tras una rotura el pasado jueves y que pudo ser solucionado al día siguiente.

A raíz de este nuevo fallo, una cuadrilla operativa fue hasta el lugar, diagnosticaron el problema y empezaron una excavación que prevé el reemplazo de un tramo de unos seis metros del caño central, por lo que se interrumpió el suministro de agua.

Según se informó oficialmente, las reservas de la ciudad de Santa Rosa seguirán asistidas parcialmente por el Acueducto de Anguil y se estima terminar los trabajos en horas de la noche de este martes, para luego reiniciar el bombeo.

Los jefes técnicos informaron que serán reemplazadas dos válvulas de desagüe también, como medida de mantenimiento simultánea, y en la madrugada del miércoles se prevé la normalización de la entrega a la ciudad capital. Mientras tanto, se sugiere un uso racional del recurso, administrando con especial cuidado las reservas domiciliarias.